Zaragoza

zaragoza

Deniegan la libertad a un vecino de La Puebla que intentó violar a una mujer

El investigado, de 66 años, fue detenido en febrero y desde entonces está internado en Zuera.

La Audiencia Provincial ha absuelto a la farmacéutica acusada.
La Audiencia de Zaragoza ha denegado la libertad del hombre investigado por violación.
Raquel Labodía

La Audiencia Provincial de Zaragoza ha denegado la puesta en libertad de un vecino de La Puebla de Alfindén que está en la cárcel de Zuera desde el pasado febrero investigado por un delito consumado de agresión sexual y otro de violación en grado de tentativa. 

Su abogado defensor había solicitado la libertad alegando que tiene arraigo familiar y que no planea fugarse. Sin embargo, los magistrados de la Sección Sexta de la Audiencia consideran que el sospechoso podría evadir la acción de la justicia si sale de la cárcel porque el Código Penal castiga con penas severas los delitos que se le atribuyen.

En un auto reciente, los magistrados sostienen que no solo existe riesgo de fuga, sino que además podría destruir algunas pruebas de la causa, influyendo en testigos y en la propia víctima, que es su vecina. En este sentido, el tribunal hace hincapié en que la libertad provisional del investigado "causaría un serio temor" a la denunciante, ya que sucasa de La Puebla está situada a muy pocos metros de la del encausado. 

Los magistrados justifican su decisión aun más, pues hacen referencia a que la mujer ya sufrió amenazas de muerte por parte del encausado, que intentó que la no acudiera a denunciar los hechos que se están investigando. 

Es "inútil", insisten los magistrados, que el hombre ofrezca trasladar su residencia a otro pueblo de la provincia en el que su mujer tiene una vivienda, pues ello no impediría las "previsibles amenazas" a la víctima. En definitiva, la Audiencia defiende que se dan los presupuestos legales para mantener la situación de prisión provisional, en la que el vecino de La Puebla está desde hace cinco meses.

Es el Juzgado de Instrucción número 9 de Zaragoza el que está investigando la tentativa de violación, que se remontan al pasado 11 de febrero. Según publicó HERALDO entonces, solo la fuerte resistencia de la mujer a ser agredida habría impedido que el ahora preso preventivo llevara a cabo su propósito. 

No obstante, el procesado sí que consiguió "pellizcarle los pechos, bajarle los pantalones, abrirle las piernas, forzarle la vagina con las manos causándole con ello lesiones en las mamas, en el introito vaginal y en los labios menores", por lo que también se le investiga por un delito consumado de agresión sexual.

Etiquetas
Comentarios