Despliega el menú
Zaragoza

comarca central

La biblioteca de Zuera regresa ampliada a la Casa del Reloj tras concluir su rehabilitación

Las obras continuarán en 2020 en la tercera planta del emblemático edificio, que albergará dependencias municipales.

Integrantes del club de lectura en las nuevas instalaciones, durante uno de sus encuentros.
Integrantes del club de lectura en las nuevas instalaciones, durante uno de sus encuentros.
M. Blanco

La finalización de las obras de rehabilitación de la Casa del Reloj de Zuera, un emblemático edificio situado en la plaza de España, frente al Ayuntamiento, ha permitido que la biblioteca vuelva a su lugar original. Y lo hace en unas instalaciones modernas y renovadas, y que permiten a los usuarios disponer del triple de espacio que tenían antes de llevar a cabo esta esperada reforma.

El traslado de los libros y del material se completó hace más de un mes desde el centro Antonio Aznar –donde funcionó la biblioteca mientras se prolongaron los trabajo– hasta la Casa del Reloj. La apertura al público fue el 1 de julio. Este servicio regresa así a sus dependencias habituales, y ahora ocupa dos alturas (antes solo estaba en la planta calle). La concejal de Cultura de Zuera, Mar Blanco, explicó que esta era una de las obras estrella del anterior mandato. El presupuesto base de licitación ascendió a 589.727,78 euros. La mitad de los trabajos se financiaron con cargo al plan Plus de la Diputación de Zaragoza y la otra mitad, con fondos propios. La previsión del Ayuntamiento zufariense, según adelantó la edil de Cultura, es empezar en 2020 con una segunda fase de actuación en la Casa del Reloj, que permitirá disponer de nuevos espacios para trasladar a medio plazo dependencias municipales.

Este emblemático inmueble de Zuera fue construido en el año 1959 por el arquitecto zaragozano Regino Borobio. El proyecto que se ha llevado a cabo de rehabilitación ha mantenido su apariencia exterior, adecuando su interior a las necesidades actuales del servicio de la biblioteca. Ofrece zonas diferenciadas, como una de información y préstamo, una ‘pequeteca’ y área de lectura infantil y juvenil con capacidad para 30 niños, 10.000 volúmenes y puestos para conexión a internet. También se creó un área de lectura general y otra de estudio.

Etiquetas
Comentarios