Zaragoza

aragón, pueblo a pueblo

Zuera reparte sus cimientos entre cultura e industria

El hecho de dotar de mayor oferta de actividades al municipio es compatible con el desarrollo de industria puntera en España y Europa; la macrocárcel recaba el apoyo de numerosas instituciones.

Zuera es un municipio industrial con dos grandes polígonos; también es la localidad donde nació a mitad del XIX el naturalista y oceanógrafo Odón de Buen. En Zuera nació igualmente Carlos Fleta, concejal de cultura y hostelero, que los últimos cuatro años ha centrado sus esfuerzos en la concejalía de Cultura, con un elemento estrella; el teatro Reina Sofía. "La asistencia ha subido un 470% en estos cuatro años, gracias a la campaña teatral de otoño con ocho funciones de adultos y otras ocho infantiles. Con el cine hemos consolidado las sesiones de autor del viernes por la noche, con repetición el sábado, y una cinta de estreno más comercial y orientada al público infantil el sábado, con repetición el domingo. Con el bono, la entrada vale 3,75 euros, hay precios especiales para familia y personas con discapacidades y sus acompañantes... el teatro es una instalación de 399 butacas, con una inversión sostenida anual de 20.000 euros en mejoramiento de sonido, iluminación y equipos, pero falta mucho por hacer".

El ciclo ‘Julio a la Fresca’ también se ha consolidado y los zufarienses lo esperan cada verano;diversas artes al aire libre cada verano, para todas las edades, desde proyección de cortometrajes a observación de estrellas, juegos, vuelo de drones... de todo. "También se cuida la jota, tanto cantada como bailada –explica Carlos– y hay un par de proyectos musicales con eco, Gran Reserva, con ex miembros de Ixo Rai! y Ébano, y el grupo Bosnerau, que canta en fabla y ha cosechado Premios de la Música Aragonesa. Estamos orgullosos igualmente de la ampliación de la biblioteca de Zuera, rehabilitando un edificio protegido de Borobio con una planta extra de libros y otra de oficinas". Las fiestas son la última semana de agosto, en honor a San Lícer. Antes estaban muy diseminadas, pero ahora se han localizado más en el centro del pueblo, alrededor de la calle Mayor. En cuanto a vestigios de épocas remotas, destaca el Arco de la Mora. Se trata de una obra hidráulica construida en época islámica.

La macrocárcel

El ritual de la puerta metálica que no se abre hasta que la de atrás se cierra es lo primero que impresiona al visitar un centro penitenciario. Cuando se trata además de uno tan conocido como el de Zuera, con 18 años de historia y una población de 1.200 reclusos, todo impresiona un poco más, empezando por los gigantescos murales que figuran en los edificios: el más grande está presidido por una frase, ‘la amabilidad acerca a las personas’. El módulo sociocultural está dedicado al capellán Ángel Tello; A la entrada se plantea un reto ajedrecístico para los internos, que se renueva semanalmente, y el salón de actos se usa en diversos talleres.

El educador Carlos Izquierdo lleva trabajando en la cárcel desde 1984, primero en Torrero, luego en Zuera. "Es una de las prisiones españolas que más actividades formativas tiene -explica Carlos- y eso responde al objetivo principal de un centro penitenciario; la reinserción. Tenemos dos áreas principales de trabajo: la unidad escolar, con todos los niveles educativos, y la formación profesional certificada por el Servicio Público de Empleo Estatal, con áreas que van desde la confección y la tapicería a la pintura, manipulación alimentaria, cocina, albañilería, peluquería, gestión de residuos… también se trabaja en la inteligencia emocional, el yoga, la terapia con animales, la limpieza de montes o la plantación de árboles. También hay grupo de teatro".

Hay una infinidad de instituciones y personalidades que colaboran con el programa educativo de la cárcel, desde Cáritas o la Cruz Roja hasta las universidades de Zaragoza y San Jorge, la Fundación Cruz Blanca, CESTE o las charlas ‘De los pies a la cabeza’ del periodista Javier Hernández. Entre los habituales destaca Chema, educador y profesor de yoga, formado con Pilar Íñigo y José Luis Azón; Vicky desarrolla técnicas de animación, manualidades, reciclaje y conciencia medioambiental, y Araceli imparte clases en el taller de confección. No puede faltar la hermana Milagros Hernández, que lleva toda una vida trabajando con énfasis en el apoyo a personas de etnia gitana.En octubre de 2015 recibió la Medalla de Oro de Zaragoza.

Aragonesa de Mateados, una referencia mundial en la decoración de botellas de vidrio

El tejido empresarial zufariense está encabezado por el Grupo Jorge, con más de 75 años de liderazgo en el sector porcino a nivel nacional e intereses varios en otros segmentos de negocio, desde el sector agroforestal al energético en. En la zona industrial del municipio hay muchas referencias potentes; Ide Electric está entre las más conocidas y Aragonesa de Mateados es, sin duda, una de las más universales, gracias a una posición de liderazgo en Europa dentro de su renglón de negocio, que tiene que ver con el diseño, embellecimiento y detallismo en las botellas de vidrio. ¿Qué es matear? Los hermanos Cubeles, dueños de la empresa, lo aclaran. "Matear es hacer el vidrio mate, con diferentes técnicas de recubrimiento que también incluyen botellas pintadas y botellas sujetas a impresiones serigrafiadas. Hay que precisar; nosotros no fabricamos las botella, trabajamos sobre ellas. En España estamos solos en el mercado, y también en todo el sur de Europa. Llevamos 22 años con la empresa; somos de Caspe y nos instalamos en Zuera en 2003".

Javier, Jorge y José Cubeles se reparten las tareas con detalle; Pepe, su padre, ya está jubilado, pero sigue al tanto de la apuesta. "La empresa es un esfuerzo familiar, nosotros tres y nuestros padres –explican los tres hermanos– y seguimos en expansión, moviendo 20 camiones diarios de producto, y trabajamos con las mejores marcas, desde Pernod Ricard a Schweppes. El año pasado instalamos líneas de producción en una empresa chilena, que abastece a todo el sur de América Latina. Las máquinas son diseños nuestros".

En datos

Comarca: D.C. Zaragoza

Población: 8.365

Distancia a Zaragoza, su capital de provincia: 28 km

Los imprescindibles

La hostelería

En Zuera hay una extensa oferta hostelera. Entre los bares céntricos, las referencias pujantes (entre otras) son el Triple B, el Nuevo Merbelle y el El Cupo; para comer, Las Galias (foto), un clásico, el Asador Don Fernando y Casa Antonio en Ontinar.

Karts de primer orden

El Karting Zuera se publicita como la mejor pista de Europa; se albergan competiciones de primer orden, además del uso lúdico complementado con ‘paintball’ y pistas de ‘Humor Amarillo’. Abre de miércoles a domingo.

Zuera Solidario

La Asociación sin ánimo de lucro Zuera Solidario María Pilar Comín Pueyo busca el bienestar de las personas en situación de riesgo, necesidad puntual o continuada. Su actividad local de Ropero es una de las más valoradas.

Etiquetas
Comentarios