Zaragoza

COMARCA CENTRAL

Villamayor sigue adelante con su plan de sustituir las placas cerámicas de las calles

CHA y PP no apoyaron en un pleno celebrado este jueves una moción del PSOE para conservarlas in situ.

Algunas de las antiguas placas, en una calle de Villamayor.
Algunas de las antiguas placas, en una calle de Villamayor.
J. L. Ona

El Ayuntamiento de Villamayor de Gállego sigue adelante con su plan de sustituir las placas cerámicas con el objetivo de homogeneizar el callejero, una iniciativa en la que se trabaja desde principios de año gracias a un proceso participativo. CHA, con 6 concejales, y el PP (2) no apoyaron ayer una moción que llevó al pleno el PSOE (asistieron 2 de los 3 ediles), en la que pedía conservar in situ la azulejería histórica del municipio.

En la propuesta, que defendió Daniel Aquillué, concejal socialista de Villamayor e historiador, hacía referencia al "valor histórico y artístico de los rótulos". Recordó que existen tres tipos de placas: tres azulejos del siglo XIX, una treintena de rótulos fabricados por Hijos de M. Soler Zaragoza, de la tradición cerámica de Muel y colocados a mediados del siglo XX; y otras realizadas por el Taller-Escuela de la Diputación Provincial de Zaragoza en Muel. En su opinión, "mantener el reflejo de una historia compartida durante siglos con Zaragoza junto a la reciente y actual de Villamayor de Gállego sería una virtud". Hay que recordar que Villamayor formó parte de Zaragoza desde fines del siglo XII hasta 1833 y de 1912 a 2006.

En la defensa de la moción, el grupo socialista hizo referencia a varios informes (de Prames, de la catedrática de Historia del Arte Isabel Álvaro y de Apudepa) "que apuestan por la conservación de estos elementos históricos del callejero". El pasado mes de abril, la dirección general de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón desestimó la solicitud para proteger las placas de señalización de las calles de Villamayor de Gállego (que solicitó la agrupación socialista y vecinos, que llegaron a recoger firmas), aunque en su resolución recomendaba conservar in situ los azulejos más antiguos o aquellos que estaban incrustados en los muros, y cuya retirada podría conllevar su destrucción.

La idea del alcalde, José Luis Montero (CHA), es incluir la sustitución de los carteles identificativos en el presupuesto de 2020. "No queremos quitar y destruir esas placas –adelantó– sino que el planteamiento que salió del proceso participativo es conservarlas, catalogarlas y exponerlas". Sí se mantendrán en su lugar original los tres azulejos más antiguos (dos de ellos situados en un edificio catalogado). Montero negó también que el cambio de la señalización de las calles esté relacionado con un intento de eliminar el escudo de Zaragoza que se mantiene en estas placas.

Etiquetas
Comentarios