Zaragoza

zaragoza

Nacho Lacueva: "Los veladores son esenciales porque el negocio es pequeño"

Nacho Lacueva es propietario del Nevada, ubicado en la plaza de San Francisco.

Nacho Lacueva, propietario del Nevada, en la plaza de San Francisco.
Nacho Lacueva, propietario del Nevada, en la plaza de San Francisco.
Aránzanzu Navarro

Pasear por cualquier rincón de Zaragoza y no encontrarse con una terraza es prácticamente misión imposible. No obstante, la gran mayoría se aglutinan en las zonas más turísticas, aquellas denominadas especiales por el callejero fiscal, que son las que más desembolso requieren.

Una de ellas es la plaza de San Francisco donde está, entre otras muchas, la terraza del bar Nevada que se trasladó allí en 1989 (aunque se fundó en el 1957). El bar apenas cuenta con 40 metros cuadrados en su interior (sumando también la zona del almacén) por lo que los veladores se vuelven "esenciales". "Ganamos muchísimo en amplitud y, aunque la gente en invierno come dentro en la barra (porque no tienen mesas), se nota que la terraza atrae a mucha clientela porque el negocio es pequeño. Seguiría dando sus frutos sin ella, pero hay que reconocer que aporta mucho", comenta el propietario, Nacho Lacueva.

En el Nevada cuentan con 21 mesas de terraza frente a las cerca de 50 que tiene el bar Laurel, escasos metros más allá. "El número de mesas depende de la anchura del local, entre otras cosas, y el nuestro es bastante reducido", explica el hostelero.

Por esas 21 mesas (con sus correspondientes cuatro sillas) pagan en torno a 2.500 euros al año. Las licencias de terraza en las zonas especiales –como la plaza del Pilar, el paseo de la Independencia o la plaza de España– tienen una cuantía más elevada por su previsible afluencia turística.

Según cuentan desde Cafés y Bares, por una mesa y cuatro sillas en la céntrica plaza de España, los propietarios que vayan por libre pagan anualmente 259,43 euros si el mobiliario lleva publicidad y 154,24 euros si no la lleva. El precio de la asociación es más reducido: 167,53 euros con publicidad y 87,15 euros sin ella.

En el Nevada las terrazas están desde Semana Santa y hasta algo después de las fiestas del Pilar. En verano son parada obligatoria, aunque tienen mayor afluencia a partir de las 19.00. "Antes hace mucho calor, aunque nosotros tenemos suerte y el sol deja de dar sobre la 13.00", comenta Lacueva.

Etiquetas
Comentarios