Zaragoza

tarazona y el moncayo

La Virgen del Carmen sale en procesión por el barrio turiasonense de La Almehora

Cientos de personas han asistido a esta tradición que se sigue con devoción en la ciudad.

La Virgen recorre las calles del barrio de La Almehora.
La Virgen recorre las calles del barrio de La Almehora.
Nora Bermejo

La celebración de la Virgen del Carmen es un día señalado en Tarazona para cientos de vecinos. La imagen ha salido este martes en procesión para recorrer las calles del barrio de La Almehora.

La misa se ha iniciado a las ocho de la tarde, con una duración aproximada de una hora. Seguidamente, las campanas de la iglesia del Carmen han repicado anunciando la salida de la peana, precedida de la del niño Jesús de Praga, ambas portadas a hombros: la primera por integrantes de la Comisión de Festejos de la Almehora, y vecinos o descendientes del barrio y la segunda por niños. También los comulgantes de este año han completado el recorrido.

“La Virgen del Carmen cuenta con mucha tradición, no solo en el barrio, sino en toda la ciudad. La iglesia estaba a rebosar, es digno de ver, una maravilla”, ha dicho Óscar Calvo, miembro de la Comisión de Festejos.

Este barrio celebra hasta el sábado su semana cultural que incluye una charla, proyección de fotos antiguas, festival taurino chiqui, concurso de tortillas de patata, almuerzo, cena, dos discomóviles y una fiesta de disfraces. “Lo organizamos todo junto con la asociación de vecinos, con el objetivo de que se mueva más el barrio y salga la gente de casa, porque da gusto salir a la calle y ver el ambiente, y todo adornado”, ha señalado Calvo.

Pero el principal atractivo de la programación es el tobogán acuático gigante que se instalará el sábado por la tarde en la calle Teatro. “Son 50 metros de longitud y la gente podrá tirarse las veces que quiera. Queremos invitar a todo el mundo, porque el barrio es de toda Tarazona y también de otras localidades, el objetivo es que haya ambiente”, ha asegurado el turiasonense.

Las fiestas de la Almehora desaparecieron durante once años, hasta que en 2016 un grupo de jóvenes decidió recuperar una seña de identidad del barrio, incluyendo festejos taurinos en la programación en años alternos.

Etiquetas
Comentarios