Despliega el menú
Zaragoza

transporte

El bus de Plaza gana un 18% de viajeros en tres años gracias a la bonanza económica

El desdoblamiento de la línea con el fin de mejorar y ampliar el servicio a la plataforma logística y al aeropuerto sigue bloqueado a la espera de que la DGA licite el nuevo mapa concesional.

Imagen de archivo de un autobús de Plaza en una de las paradas habilitadas en el polígono logístico.
Imagen de archivo de un autobús de Plaza en una de las paradas habilitadas en el polígono logístico.
José Miguel Marco

La línea de autobús que presta servicio a la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza) y al aeropuerto ha logrado salir del pozo. El hundimiento del centro comercial y la crisis redujo a mínimos históricos su utilización en 2015, pero ha logrado concatenar tres ejercicios seguidos con subidas de viajeros, que llega a superar el 18%, gracias a la recuperación económica.

La estadística oficial del Consorcio de Transportes de Zaragoza constata la recuperación del tráfico de pasajeros, que pasado de 275.317 a 325.542 en el periodo 2015-2018. El repunte se achaca, fundamentalmente, a la demanda de trabajadores de los parques empresariales y centros de negocios ubicados en Plaza. Esto ha permitido ganar 50.225 usuarios.

La subida es sostenida en los últimos tres ejercicios, aunque el mayor crecimiento se dio hace dos años, con un 9%. De 2015 a 2016 se ganaron casi 8.400 usuarios, al año siguiente se incorporaron 25.639 y en 2018 se atenuó este crecimiento, con otros 16.188.

Aunque la recuperación es evidente, los datos sigue muy lejos de los años de esplendor de Plaza, cuando el centro comercial Plaza Imperial estaba lleno y era un foco de atracción de visitantes. Entonces, se registraban casi el doble de viajeros, con más de 600.000 al año, pero la apertura de Puerto Venecia provocó la fuga de los grandes operadores, como Primark o el grupo Inditex, y con ello el cierre masivo de comercios hasta reducir su presencia a la mínima expresión.

Esta realidad, junto a la crisis que afectó a las compañías instaladas en la plataforma, hundió año tras año las cifras de usuarios de la línea de bus, cuyo déficit cubren las propias empresas a través de la entidad de conservación de Plaza, el Consorcio de Transportes y la DGA.

Su utilización podría dispararse con el desdoblamiento de la actual línea de autobús de Plaza y del aeropuerto, pero a estas alturas sigue bloqueado y sin ni siquiera una fecha para su lanzamiento. El problema se reduce a que el nuevo servicio específico a la plataforma forma parte del nuevo mapa concesional de autobuses de la DGA, cuya licitación deberá decidir el próximo gobierno.

Los trabajadores tendrán así que esperar a la nueva línea, más rápida, completa y económica que la de ahora. De hecho, el precio del billete se reducirá a 1,50 euros para igualar la tarifa con la vigente en la red de transporte público de la ciudad y habrá 33 expediciones en días laborables y dos menos los sábados, con frecuencia cada 30 minutos.

Este bloqueo administrativo impide a su vez al Ayuntamiento lanzar el bus exprés al aeropuerto, que saldrá de la iglesia de Santiago, en César Augusto, dos horas antes de cada vuelo con un itinerario similar al actual. Eso sí, se ahorrará el recorrido interior por la plataforma y tendrá solo seis paradas: en la actual terminal del paseo de María Agustín (Ebrosa), en la avenida de Navarra (centro cívico), en la intermodal, en Vía Hispanidad (los Enlaces), en Valdefierro (Alcampo) y en Plaza (a la altura del hotel Tulip Inn).

Etiquetas
Comentarios