Despliega el menú
Zaragoza

DGT

Veinte presos de Daroca podrán sacarse el carné de conducir en prisión

Instituciones Penitenciarias y DGT recuperan un programa que llevaba paralizado desde 2013.

Cárcel de Daroca
Cárcel de Daroca
OLIVER DUCH

Los presos de la cárcel de Daroca se van a poder sacar el carné de conducir mientras cumplen condena en el centro penitenciario.

El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, y el director general de la DGT, Pere Navarro, han anunciado esta semana la recuperación de un programa que quedó paralizado en 2013 a causa de la crisis y mediante el cual 1.038 reclusos de 45 centros penitenciarios de toda España van a poder obtener el carné por primera vez y también recuperar los puntos perdidos por acumulación de infracciones.

En Aragón ya se han apuntado para participar en la iniciativa veinte internos de la cárcel de Daroca. Dieciséis de ellos nunca han tenido licencia de conducir y con esta oportunidad aspiran a incrementar sus posibilidades de reinserción en la sociedad y de incorporación al mercado laboral una vez hayan cumplido sus respectivas penas privativas de libertad. Desde la DGT explicaron que los reclusos podrán obtener los permisos B y A2 y que la medida va especialmente destinada a aquellas personas que encontraron obstáculos educativos o idiomáticos para su obtención cuando estaban en libertad.

Los otros cuatro reclusos de Daroca que ya se han apuntado ya eran conductores pero, o bien no pudieron renovar el permiso por estar en prisión, o bien perdieron todos los puntos del carné antes de ingresar por la comisión de infracciones o delitos relacionados con la seguridad vial.

El mismo día del acto de presentación, los responsables de IIPP y la DGT se reunieron con representantes de la Confederación Nacional de Autoescuelas puesto que serán sus profesores quienes ofrecerán las clases teóricas y prácticas a los reclusos en los propios centros penitenciarios.

La campaña arrancó el miércoles con una formación a 57 funcionarios en la sede nacional de la DGT que, a su vez, formarán a internos auxiliares que se encargarán de colaborar con los profesionales penitenciarios para implantar los cursos en los centros dependientes de la Administración del Estado. Una vez esté todo organizado, será la Asociación Provincial de Autoescuelas de Zaragoza la encargada de designar y gestionar aquí el profesorado que se trasladará a la prisión tanto para impartir las clases como para examinar a los reclusos a la vuelta del verano, entre septiembre y octubre.

Según el director general de la DGT, esta medida evitará que personas sin el permiso de conducir conduzcan ilegalmente cuando salgan de prisión y además permitirá que aquellos que hubiesen perdido puntos puedan recuperarlos a través de la realización de los cursos de sensibilización y reeducación. "Es bueno que sumemos fuerzas porque acciones como estas benefician a la sociedad en su conjunto", dijo Pere Navarro durante el acto de presentación.

Los internos e internas que participen tendrán que hacerse cargo del pago de la matrícula y las tasas, tanto para el permiso como para la recuperación de los puntos del carnet.

En la actualidad, los centros penitenciarios dependientes de IIPP cuentan con 1.200 internos condenados por delitos contra la Seguridad del Tráfico, lo que representa un 2,3% de la población reclusa total. 97 de ellos lo están por imprudencias graves con resultado mortal mientras conducían un vehículo de motor. Además de las penas privativas de libertad, IIPP gestionó el año pasado 24.500 condenas alternativas a la prisión como son los Trabajos en Beneficio de la Comunidad y los programas de tratamiento obligatorios.

Etiquetas
Comentarios