Despliega el menú
Zaragoza

COMARCA DEL BAJO CINCA

Un centenar de Seat 600 llega a Mequinenza en su travesía por la ribera del Ebro

Desde Reinosa (Cantabria) hasta Tortosa (Tarragona), la comitiva de coches antiguos recorre el transcurso del río casi de principio a fin realizando algunas paradas.

Mequinenza ha sido una de las paradas de la travesía del Ebro de los vehículos.
Mequinenza ha sido una de las paradas de la travesía del Ebro de los vehículos.
TraveSEAT600

Un centenar de Seat 600 está recorriendo tierras aragonesas estos días. Tras su paso por Zaragoza, la comitiva de coches antiguos ha continuado su marcha hacia el mediterráneo, como el río Ebro

En su camino, han realizado una parada en Mequinenza, aprovechando para conocer sus museos y el paseo fluvial. Allí, los vehículos han quedado expuestos mientras sus conductores reposaban durante la comida. 

El periplo, que comenzó el pasado viernes en la localidad cántabra de Reinosa, finaliza este miércoles, con la llegada a Tortosa (Tarragona). Se trata de una de las travesías, la ‘Seat4Ebre’, organizada por TraveSEAT600. La ruta consiste en acompañar al río Ebro casi desde su nacimiento hasta su desembocadura. 

En total, los más de 90 participantes recorrerán 900 kilómetros en estos vehículos catalogados de antiguos. Tres de ellos, además, son de colección y provienen del departamento de coches históricos de Seat. Se trata de un 600 D descapotable, de un E y de un 800, el hermano mayor del 600, con cuatro puertas.

Para llegar hasta aquí, la comitiva ha ido realizando paradas en Santander, Burgos, Miranda de Ebro y Zaragoza. Ahora, los coches emprenden su camino desde Mequinenza hacia Tortosa, donde pasarán la noche para, este miércoles, concluir la ruta en la localidad tarraconense de Ulldecona. 

TraveSEAT600 es el resultado de la unión de siete amigos, amantes del motor y de los 600, que desde 2016 han ido ganando adeptos y organizando eventos y travesías. Actualmente, son diez las personas que, de forma altruista, impulsan este tipo de actividades que, además del disfrute personal de los conductores, sirven para dinamizar las localidades por donde pasan, como Zaragoza o Mequinenza, en el caso aragonés de esta travesía del Ebro.

Zaragoza

A su paso por Zaragoza, la comitiva de vehículos ha dejado imágenes como estas:

Etiquetas
Comentarios