Despliega el menú
Aragón

COCHES

¿Qué hacían unos noventa Seat 600 esta mañana en Zaragoza?

La capital aragonesa se ha convertido en parada de la TraveSeat, una ruta de conductores del mítico coche que acabará este miércoles en Tortosa y que comenzó este pasado sábado en Reinosa (Santander).

Peatones y conductores se  han visto sorprendidos este martes a primera hora por un centenar de seiscientos que han circulado por el centro de Zaragoza. Se trata de un grupo de amantes de estos vehículos clásicos que se encuentran de gira por toda España y han recalado en la capital aragonesa.

Verdes, rojos, amarillos, azules, con rayas... Unos noventa coches del mítico modelo Seat 600 se han paseado la mañana de este martes por Zaragoza despertando la curiosidad entre los viandantes. Y es que la capital aragonesa es una de las ciudades donde tiene parada la TraveSeat, una ruta (que ya va por su cuarta edición) en la que conductores de toda España recorren diferentes puntos de la geografía a lomos de su Seat, que, aunque es un modelo que ya alcanza los 60 años, puede hacer kilómetros y kilómetros "sin problema".

Así lo ha asegurado Rafael, uno de los conductores, antes de comenzar de nuevo la ruta que les llevará este martes hasta Mequinenza. El viaje comenzó el sábado pasado en Reinosa (Cantabria) y tras recorrer más de 350 kilómetros llegaron hasta Zaragoza, donde los casi cien conductores (y sus acompañantes) se alojaron en el hotel Palafox y disfrutaron de un espectáculo en El Plata, según han comentado.

Tras la parada de este martes a Mequinenza, la TraveSeat acabará el miércoles en Tortosa donde se realizará la tradicional "comida de despedida", así como un paseo por el Delta del Ebro. Tras esto, llegará el momento en que los conductores deban volver a su lugar de procedencia: Cataluña, Andalucía, Valencia, Aragón....

Ante la ola de calor que afecta prácticamente a toda España, y teniendo en cuenta la avanzada 'edad' de estos coches, cómo sobrellevar la canícula sin aire acondicionado es una pregunta obligada. "Los coches no disponen de aire acondicionado, pero con las ventanillas bajadas y con la brisa corriendo no se lleva nada mal", ha reconocido Rafael. Además, para evitar posibles incidencias en la carretera durante la ruta también les acompaña un grupo de mecánicos y asistencia médica por si el recorrido de tantos kilómetros sentase mal a alguno de los conductores.

Etiquetas
Comentarios