Zaragoza

SUCESOS ZARAGOZA

Juzgan a un futbolista por otra agresión en una liga de aficionados

La víctima recibió un fuerte puñetazo en la boca "sin mediar palabra" durante un partido en los campos de la Federación.

La agresión sucedió en el campo de la Federación Aragonesa de Fútbol en el barrio del Actur.
La agresión sucedió en el campo de la Federación Aragonesa de Fútbol en el barrio del Actur.
Federación Aragonesa de Fútbol

El Juzgado de Instrucción número 12 de Zaragoza sentó este lunes en el banquillo de los acusados a un joven como presunto autor de la agresión y las amenazas sufridas por otro durante la disputa de un partido de fútbol 7 para aficionados en los campos de la Federación Aragonesa. Según la denuncia presentada por la víctima ante la Policía Nacional, a mitad del encuentro, un jugador de equipo rival se le acercó y "sin mediar palabra" le propinó un fuerte puñetazo en la boca, provocándole una hemorragia y un fuerte dolor cervical de los que fue asistido después en urgencias de la clínica Viamed Montecanal.

La agresión tuvo lugar en el campo número 1, donde a las 10.50 había comenzado el partido que enfrentaba a los equipos Rayito Envenenado y Güeteborg. De lo ocurrido fue testigo directo el árbitro del encuentro, quien de hecho mostró la tarjeta roja y expulsó a uno los jugadores del segundo equipo, identificado como A. G., como responsable del puñetazo.

A la hora de redactar el acta del partido, el colegiado explicó que el mencionado A.G. le propinó un golpe con la mano derecha a uno de los integrantes del equipo contrario, haciéndole sangrar por la boca. "El jugador D. F. no presenta parte de lesiones al cierre de la presente acta, si bien es cierto que, al finalizar el partido, el jugador se dirigió a mí indicando su intención de acudir al hospital y a la Policía", decía el árbitro.

Desde el primer momento, la víctima entendió que lo sucedido no era un mero lance del partido, sino una agresión intencionada. De ahí que él mismo llamara por teléfono a la central de emergencias del 091, que envió a una patrulla a los campos de la Federación Aragonesa de Fútbol, en el barrio del Actur.

A la hora de formalizar después la denuncia en comisaría, el jugador del Rayito Envenenado explicó que su agresor no se conformó con propinarle el puñetazo, sino que, al ver que avisaba a la Policía, le dijo: "Si me denuncias, te voy a matar. Me enteraré dónde vives y te mataré a ti y a tus padres".

Durante el juicio celebrado este lunes, la Fiscalía acusó al agresor de un delito leve de lesiones, por el que solicitó una multa de 360 euros y una indemnización de 450. La acusación particular, que ejerce el letrado Marco Antonio Navarro en nombre del agredido, sumó al delito de lesiones el de amenazas, por lo que propuso una sanción de 1.800 euros para el denunciado (entre multa e indemnización).

Etiquetas
Comentarios