Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

La Cámara de Cuentas eleva la deuda municipal registrada en 2016 y 2017 en más de 300 millones

En un documento preliminar referido a la etapa de ZEC, dice que el lastre alcanzó los 1.193 millones y no los 891,7 admitidos.

ARAGON COMISION ECONIMIA ORDENANZAS FISCALES / 05-10-2018 / FOTO:ARANZAZU NAVARRO [[[FOTOGRAFOS]]]
La nueva concejal de Hacienda, María Navarro, junto a Fernando Rivarés, su antecesor en el cargo.
M. López

La Cámara de Cuentas, en un documento sobre la gestión del Ayuntamiento de Zaragoza en 2016 y 2017, cuando gobernaba ZEC, endosa más de 300 millones de euros a la deuda municipal. El motivo es que el Consistorio no incluyó ni los préstamos participados de la empresa pública Zaragoza Alta Velocidad (ZAV), uno con la sociedad municipal Ecociudad, así como el pasivo que acumulan algunas concesiones de servicios, entre ellas la del tranvía.

El organismo fiscalizador ha presentado estas conclusiones en el marco de un trabajo de campo sobre los años 2016 y 2017, al que el Ayuntamiento puede alegar. Los ajustes que propone sobre la contabilidad municipal son múltiples, pero destacan los referidos a la forma de contabilizar la deuda y se suman a los que manifestó el Banco de España sobre la concesión del tranvía. Según la Cámara de Cuentas, el endeudamiento debería haber ascendido a 1.190 millones en 2016 y a 1.193 en 2017 , frente a los 863,8 y 891,7 registrados antes de los ajustes. La diferencia es de 326,4 millones en 2016 y 301,4 en 2017.

¿De dónde salen esas cifras? La Cámara de Cuentas cita el caso de ZAV, una sociedad participada por el Ministerio de Fomento, la DGA y el Ayuntamiento y cuyo objetivo es desarrollar las obras del convenio del AVE. El organismo advierte que el Ayuntamiento de Zaragoza tenía firmados compromisos de asunción de deuda hasta 2025 por valor de 93,5 millones en 2016 y 81,6 en 2017.

Añade que estas cantidades "no están registradas como pasivo en el balance de situación ni están reconocidas como riesgo vivo a efectos del cómputo del límite del 110%”. Ese cómputo del 110% es el porcentaje de endeudamiento, la relación entre los ingresos corrientes y la deuda viva. Superar ese porcentaje impide al Ayuntamiento concertar operaciones de crédito a largo plazo, como recuerda la Cámara.

Pero además, el citado organismo, dependiente de las Cortes de Aragón, computa otras deudas municipales. Es el caso de un préstamo de la sociedad municipal Ecociudad. Según el documento de conclusiones previas, el Ayuntamiento no tenía registrada una deuda con Ecociudad Zaragoza por valor de 12 millones de euros en 2016 y 9,7 en 2017.

Este asunto se remonta a la etapa de gobierno del PSOE. Tras un aplazamiento de pago de 18,8 millones a la concesionaria de la depuradora de La Cartuja acordado en 2011, en plena crisis económica, en 2013 expiraba el plazo para pagar y el Ayuntamiento se la endosó a Ecociudad. En 2015, ya con ZEC, se fijaron unas cuotas anuales que se alargaban hasta 2021 para saldar la deuda. La Cámara censura que no se haya contabilizado el préstamo.

Concesiones de servicios

Pero, además, el organismo de fiscalización económico-financiera indica que el Ayuntamiento no tiene reconocidos en sus estados financieros los activos asociados a varios contratos de servicios y concesiones, que están valorados en 484,8 millones de euros, pero de los que quedaban pendientes de pago 220,9 millones en 2016 y 210 en 2017.

Entre los contratos analizados por la Cámara de Cuentas de Aragón figuran el de la línea 1 del tranvía: según sus cálculos, en 2016 la deuda ascendía a 135,7 millones, mientras que en 2017 la cifra se queda en 130,8. También señala los casos del transporte urbano en autobús (8,3 millones en 2016 y 6,9 en 2017), la limpieza y recogida de basuras (18,3 millones en 2016 y 14,7 en 2017) o el vertedero (58,5 millones en 2016 y 57,4 en 2017).

LA CIFRA

210

Pasivo de los servicios públicos. Según la Cámara de Cuentas, en el endeudamiento municipal de 2017 se deberían haber computado 210 millones las deudas asociadas a diversas concesiones municiples, como la limpieza, el autobús, el vertedero o el tranvía.

El remanente debió haber sido negativo en 51 millones hace 2 años

El documento de conclusiones previas del informe de fiscalización que acaba de elaborar la Cámara de Cuentas revela múltiples problemas en la contabilidad del Ayuntamiento de Zaragoza. Por ejemplo a la hora de calcular el remanente de tesorería, la cantidad sobrante de un ejercicio que en el siguiente se puede destinar a obras. El Consistorio sostuvo que el remanente fue positivo en 2016 y 2017 (17 y 18,3 millones, respectivamente), pero para el organismo fiscalizador no fue así. En realidad esos dos años se cerraron con un agujero de 69,8 y 51,5 millones.

¿Cómo es posible tal disparidad? Según la Cámara de Cuentas, el Consistorio hace mal su estimación de los ingresos pendientes que al final resultarán incobrables. Dice que en 2017 la cifra estaba infravalorada en 53,5 millones y en 2016, en 71.

Para llegar a esta conclusión pone el ejemplo de 2018. El año pasado, el Ayuntamiento ingresó 32,2 millones de euros de los 143,8 millones que estaban pendientes a final de 2017. Por tanto, no se cobraron 111,5, cuando la previsión del Ayuntamiento era de 58. La infravaloración era de 53,5 millones. Ocurre lo mismo el año anterior. Se cobraron 37,7 millones de los 165 pendientes de 2016. Resultaron incobrables 127,7 y el Consistorio solo había estimado 56. Faltaban 71.

Por otro lado, dice que no se tienen en cuenta los aplazamiento y fraccionamientos de pago de impuestos: 16,4 millones en 2017 y 15,8 en 2016.

El gobierno de ZEC infravaloró la cuantía de las facturas en los cajones

 El Ayuntamiento de Zaragoza, bajo el gobierno de ZEC, infravaloró la cuantía de las denominadas facturas en los cajones en 2016 y 2017, que debieron haber sido 93,7 y de 45 millones de euros, respectivamente. Así lo sostiene la Cámara de Cuentas en un documento de conclusiones previas elaborado en el marco de un proceso de fiscalización al Consistorio zaragozano. Si incluyera el resto de acreedores, esta deuda a corto plazo sería de 173,6 millones en 2016 y 120,8 en 2017.

El Ayuntamiento de Zaragoza cifró la suma de las cuentas 411 y 413, que es donde se contabilizan este tipo de facturas, en 32,7 millones en 2016 y en 9,8 millones en 2017. Se trata en su mayoría de gastos que no tienen una partida presupuestaria que los soporte. Según el organismo fiscalizador, esas cifras se deberían haber incrementado en 60,9 millones en 2016 y 35,2 en 2017.

El criterio de la Cámara de Cuentas es que en 2017 se deberían haber incluido 11,4 millones de gastos de ese ejercicio o de los anteriores y otros 31,4 por gastos de ese año pero cuya fecha de factura es de 2018. Además, suma otros 2,2 millones por la factura del agua del abastecimiento de Yesa. En total, 45 millones. Durante el ejercicio 2016 ocurrió algo parecido: 24,4 millones de gastos de 2016 y anteriores. 43,9 de facturas de 2016 cuya fecha es 2017 y 23,1 millones de una deuda con Tuzsa por una sentencia judicial y 2,1 millones por el agua de Yesa.

Etiquetas
Comentarios