Despliega el menú
Zaragoza

sucesos

Ocho años de internamiento para el menor que mató a Sami Hamidi de un machetazo

La juez también condena a cinco años a los otros dos implicados en el crimen.

CONCENTRACION EN LA CALLE PRINCESA POR EL ASESINATO DE SAMI ( JOVEN MUERTO EN UNA REYERTA ) / 20/11/2018 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
La familia de Sami Hamidi y sus amigos se concentraron la noche del crimen en la calle Princesa.
Ramón J. Campo | Marta Garú

El Juzgado de Menores número 2 de Zaragoza ha impuesto ocho años de internamiento a F. G. S., de 17 años, y otros tres años de libertad vigilada por ser el autor del asesinato del joven argelino Sami Hamidi de una machetazo en la calle de Princesa en la madrugada del pasado 17 de noviembre. Además, la sentencia impone una pena de cinco años a los coautores del crimen, J. J. R., de 16, por haberle facilitado el arma, y a A. H. B., de 17, que lo acompañaba en ese momento a las 4.29. A los dos cómplices del asesinato les impone otros dos años de libertada vigilada.

El fallo reconoce que el arma blanca utilizada no ha sido recuperada y por eso absuelve a los acusados de la tenencia de armas. Asimismo, al no haber podido acreditarse que los menores expedientados fueran miembros activos de la banda urbana Dominic Don’t Play, también la juez los absuelve de pertenecer a una banda organizada.

La sentencia da como probado que F. G. S. provocó a Sami en la calle de Dato recordándole un incidente que había tenido con la novia de la víctima y le mostró el machete que llevaba. "¿Quieres que te apuñale?", le amenazó. Y entonces se escuchó otro que le animaba: "¡Mátalo, mátalo!". Aunque la víctima se giró para irse dando la espalda del agresor, éste "sacó el arma blanca y con gran fuerza y violencia, desde detrás, se la clavó en la parte exterior del muslo derecho", y lo sorprendió sin poderse defender. La herida penetrante afectó la arteria femoral y conllevó un fuerte ‘shock’ hemorrágico que provocó su muerte hacia las 6.00.

"En consecuencia, valorando la abundante prueba practicada y que las declaraciones testificales prestadas son coherentes y claras, cabe concluir sin duda alguna que fue el menor K. (F. G. S.) quien clavó un arma blanca, cuchillo o machete, según los testigos, al joven Sami", concluye.

Además, se basa en el testimonio de una chica ante la Fiscalía, que fue amenazada y presionada por hacerlo, para dar como reconocido que el menor J. (J. J. R.) le entregó el arma blanca al autor material del crimen poco antes de los hechos. La sentencia considera que A. H. B. acompañó al autor del asesinato en el lugar de los hechos y en su huida para justificar su participación.

La juez no duda de que "existía relación de los menores J. y K., especialmente el primero con la banda DDP (Dominic Don’t Play), pero no ha sido acreditada su condición de miembro activo que interviene en los objetivos de la banda la comisión de delitos de manera organizada". El abogado de la acusación, Carlos Vela, valora si recurrirán la sentencia, si bien destaca que la condena a los acusados es la máxima pena impuesta para los menores.

Etiquetas
Comentarios