Despliega el menú
Zaragoza

pleno de investidura en zaragoza

Jorge Azcón, nuevo alcalde de Zaragoza, llama a poner fin a la crispación

El candidato del PP ha obtenido la mayoría absoluta, 16 votos, gracias al respaldo de los 6 concejales de Cs y los 2 de Vox.  En su toma de posesión, ha hecho un llamamiento a acabar con la “crispación” y promete “gobernar para todos”. 

Jorge Azcón Navarro (Zaragoza, 1973) ya es séptimo alcalde de de la historia democrática de Zaragoza. Después de unas horas de incertidumbre y con los votos de PP, Cs y Vox, el candidato popular ha logrado la mayoría absoluta de los votos del pleno y ha recibido el bastón de mando del Ayuntamiento. Muy emocionado, se ha comprometido a “pasar página” a una etapa de crispación y se ha comprometido a “gobernar para todos”.  

La sesión de investidura se ha desarrollado sin sobresaltos tras la tensión provocada en la víspera por la negativa de Vox a apoyar a Azcón si no se permitía su acceso al gobierno municipal. Finalmente la formación de extrema derecha no estará en la junta de gobierno y solo contará con juntas de distrito, como el resto de grupos políticos.

Vox ha facilitado sus votos dando vía libre a un gobierno formado entre PP y Cs que ya tiene rubricado un pacto con las primeras 50 medidas y que tendrá a la portavoz naranja, Sara Fernández, como vicealcaldesa. El PSOE ha apoyado a su candidata, Pilar Alegría, ZEC ha votado en blanco y Podemos-Equo ha respaldado a Fernando Rivarés. En cuanto se han confirmado los 16 votos de Azcón, el pleno se ha interrumpido ante los aplausos del público.

Tras la aceptación del cargo y la correspondiente imposición de la banda y la entrega del bastón de mando, Azcón ha tomado la palabra en un discurso que ha tenido varios ejes argumentales: la diferenciación con la etapa de ZEC, los gestos a sus socios (Cs y Vox) y un mensaje de corte moderado ante los temores ya expresados por la oposición por la influencia de la extrema derecha en la acción de gobierno.

Consciente de que está en minoría, la palabra que más ha repetido ha sido “diálogo”. Ha iniciado su discurso con un mensaje de gratitud a sus socios de investidura, aunque ha diferenciado los mensajes dirigidos a Sara Fernández (Cs) y a Julio Calvo (Vox). Ha agradecido la “generosidad” y “altura de miras” de los dos partidos que, además del PP, han respaldado su elección como alcalde. “Estad seguros de que voy a corresponder a vuestra confianza”, ha dicho.

Ha señalado que su “horizonte” es “gobernar para el conjunto de los vecinos”. “Esa es mi ambición; recuperar un modelo de alcaldía que supere las restricciones partidistas y enfoque la acción de gobierno en la resolución de los problemas reales”. En este sentido, ha prometido “dejar atrás los conflictos estériles” y “aparcar los gestos para centrarnos en la gestión”. “Desde la confrontación nada bueno es posible”, ha subrayado. El diálogo lo ha hecho extensivo a las relaciones con la DGA, aunque ha dejado claro que no renuncia “a ninguna de las reclamaciones pendientes”, como la deuda del tranvía o la ley de capitalidad.

Acuerdo con Cs

Ha desgranado los aspectos más importantes de su acuerdo de 50 puntos con Cs. En primer lugar ha citado la protección de la familia, con cuestiones como el cheque guardería de 150 euros que prometió en campaña, o la atención al problema de la soledad no deseada de los mayores. También ha citado la pobreza infantil, la atención a la discapacidad y la lucha contra la violencia de género.

Ha citado expresamente la restitución del Unidad de Apoyo Operativo (UAPO) de la Policía Local y “recuperar” el consenso en torno al Cuerpo. Ha mencionado la aplicación de nuevas tecnologías a la gestión de los servicios públicos. Su objetivo es para convertir Zaragoza “en un referente europeo” de las ‘smart cities’. También ha apostado por la puesta en marcha de un nuevo plan de vivienda con la colaboración público-privada.

“Marco fiscal favorable”

Azcón ha centrado parte de su discurso en la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, además de comprometerse a aprobar un plan director de Economía Circular y un plan integral de Gestión de Residuos. El nuevo alcalde ha subrayado la necesidad de atraer “talento e inversión”, a su juicio “la gran asignatura suspensa de la izquierda durante los últimos 16 años”. Para lograrlo, ha anunciado un “marco fiscal favorable” y una ordenanza de emprendedores.

Ha lanzado mensajes en favor de la promoción de la ciudad y de la regeneración democrática. “Debemos alejarnos de la crispación, que ha sido norma durante estos últimos años en los últimos años en el Ayuntamiento”, ha afirmado Azcón, que ha hecho un llamamiento a “alejar el clientelismo” y “cumplir la ley”.

Muy emocionado, en la recta final de su discurso se le quebrado la voz y no ha podido concluir. En el tintero se le ha quedado la referencia a su gran referente político, el exalcalde José Atarés. “Siempre como bandera y guía el lema que me enseño mi querido y añorado Pepe Atarés: Por encima de todo, Zaragoza”, tenía previsto decir.

Azcón recupera así la alcaldía de la capital aragonesa para el PP después de 16 años consecutivos de gobiernos de izquierdas (12 del socialista Juan Alberto Belloch y los cuatro últimos de la mano de Pedro Santisteve, de Zaragoza en Común), pese a conseguir su peor resultado desde 1991.

Este viernes, a escasas 24 horas de la constitución de la nueva Corporación municipal, PP y Ciudadanos llegaron a un acuerdo al que solo le faltaban los imprescindibles dos votos de Vox, cuya dirección nacional llegó, incluso a amagar con no apoyar al candidato popular. Esgrimieron los dirigentes de Vox no sentirse "concernidos" con dicho pacto, aunque el pacto global ha hecho posible que Azcón se haga con el bastón de mando.

Consulta las últimas noticias sobre los nuevos alcaldes de Aragón.

Etiquetas
Comentarios