Despliega el menú
Zaragoza

drogas

El consumo de drogas entre los conductores de Zaragoza aumenta casi el triple con respecto a 2018

La Policía Local ha detectado hasta tres veces más positivos en la última campaña que en una similar en las mismas fechas del año pasado. 

Un control de drogas en carretera
Un control de drogas en carretera
A.C.

La Policía Local de Zaragoza ha detectado un aumento en el número de positivos en alcohol y drogas, y especialmente en esto último, en una nueva campaña realizada para detectar el consumo de estas sustancias en los conductores. Esta se ha realizado durante los días 3 y 9 de junio en coordinación con la Dirección General de Tráfico

Durante este período se han realizado un total de 1.520 pruebas de alcoholemia. Los resultados han sido, en este caso, algo peores a los del pasado año: si en 2018 se realizaron 16 denuncias administrativas por positivos en alcohol, en esta ocasión la cifra asciende a 24. El número de positivos que han conllevado denuncia penal ha sido 7 (en 2018 fueron 4).

En cuanto a drogas, han resultado positivas las 12 pruebas realizadas: 10 han conllevado denuncia administrativa (el pasado año, por estas mismas fechas, fueron 3) y se han denunciado 2 delitos penales (el año pasado fue 1). Según recuerdan desde el citado cuerpo policial, solo se somete a las pruebas de drogas a aquellos conductores que habiendo dado negativo en la prueba de alcoholemia dan signos de encontrarse bajo los efectos de alguna sustancia. 

Las sanciones, en el caso de una denuncia administrativa, pueden alcanzar los 1.000 euros y suponer la retirada de entre 4 y 6 puntos del carnet. Si la tasa de alcohol es superior a los 0,60 miligramos por litro de aire respirado o a 1,2 gramos por litro en sangre se considera delito, por lo que la pena prevista es de prisión de tres a seis meses y, en cualquier caso, la retirada del carnet hasta por cuatro años. 

Pero, más allá de las sanciones, desde la Policía Local de Zaragoza insisten en que el alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales.

Su presencia en la conducción, dependiendo de su tasa, multiplica entre 2 y 15 el riesgo de sufrir un accidente.

Etiquetas
Comentarios