Zaragoza

aragón, pueblo a pueblo

Monterde, una joya patrimonial por descubrir

Para los amantes de la historia, la ermita de la Virgen del Camino es una fiesta para los sentidos; su espectacular entorno natural monopoliza la vista, desde los acuíferos al monte.

El término municipal de Monterde es rico en lugares que hacen desencajar la mandíbula. La ermita de la Virgen del Castillo, el Cerro Molino –que exhibe orgulloso su balsa romana de piedra y agua natural de manantial– y el trasegar del río Ortiz, uno de los dos que discurren por su territorio junto al Piedra en la zona de Llumes. Hay monte y plano, fósiles y huellas de dinosaurio en pleno pueblo de Monterde, una magnífica iglesia parroquial... todo sazonado con el espíritu que ha permitido revertir el negro futuro que tenía el pueblo hace un par de décadas.

José Gracia, nacido en Monterde hace 67 años, fue elegido alcalde el pasado domingo por séptima vez consecutiva. Lleva, por tanto 24 años en el puesto. "Tenía un taller de muebles de interiorismo en Zaragoza, que pude compaginar con la alcaldía; sin vivir todos los días en el pueblo, creo que he trabajado duro por el pueblo, porque en la ciudad están las instituciones y siempre he estado pendiente de todas las oportunidades que han podido surgir para beneficiarlo. Yo tenía una ilusión: quería que mi pueblo, abandonado y destrozado, pudiera resurgir: Ahora podemos decir que vuelve a parecer un pueblo; faltan muchas cosas, pero hemos avanzado y estamos en el buen camino".

José explica la contundencia de su afirmación con datos. "Hace 24 año las calles eran de tierra, no había alumbrado, la iglesia y la torre estaban prácticamente en el suelo, el ayuntamiento estaba en tan mal estado que la secretaría venía asustada... íbamos a ser un segundo Pardos, caminábamos hacia la desaparición. Sin embargo, empezamos a trabajar entre todos, a luchar cada día; yo empujé lo mío, pero no me puedo quejar de la respuesta de la gente".

Se fue paso a paso, el mismo ritmo seguido en la actualidad. "Unos grandes restauradores madrileños trabajaron muy bien en la iglesia; poco a poco se han ido acondicionando las calles, alumbrado, vertidos... las condiciones meteorológicas son extremas aquí, compartimos condiciones con Calamocha y Molina; hemos estado una noche a mitad de agosto a 0 grados, en plenas fiestas de San Roque. Este año ha helado, la cereza y la almendra han resultado muy afectadas. No tenemos piscinas, porque no hemos podido priorizarlas ante otras necesidades más directas; es un lujo para mes y medio y ya ves que aquí refresca, pero no las descarto de plano porque en verano hay 1.500 personas y muchas familias que las demandan".

El bar y los servicios

José recuerda que el bar del ayuntamiento arte todo el año. "La tienda cerró recientemente; aunque nos planteamos volver a abrirla, porque da vida, solventamos las necesidades lo mejor que podemos: el pan viene a diario de Used, también traen la fruta y la verdura, los congelados… y Calatayud está cerca".

Rosa María Abián también es de Monterde: lleva el bar, limpia el ayuntamiento y muestra la iglesia y la ermita. "Me encanta el retablo de la parroquia, dedicado a Nuesta Señora de la Asunción, y la ermita está quedando preciosa; además, el paisaje que se disfruta allá es una maravilla. En cuanto al trabajo, me gusta inventar con las tapas, entre semana hay más tiempo y voy probando cosas. Hay una que me piden mucho; pan, aceite de oliva, rodaja de tomate, salmón ahumado y bacalao natural".

La hospedería

El gran proyecto de Monterde (y la gran ilusión de José) es abrir una hospedería en el antiguo edificio monacal situado junto a la parroquia y frente al ayuntamiento. "Llevamos años con el proyecto, trabajándolo poco a poco; es un edificio del siglo XVI que queremos recuperar para estos fines. José María Valero, que restauró la Dolores de Calatayud, ya nos ofreció una idea de cómo podría acondicionarse. En este pueblo hay mucha gente que es de aquí pero no tiene casa en Monterde, ya sea porque se ha caído y no estaban aquí cuando ocurrió, o porque no se pusieron de acuerdo los hermanos... mil razones. Esta gente podría venir y hospedarse allá, con unos precios accesibles; también podría funcionar como centro de día para los mayores del pueblo que pudieran necesitarla; la idea es que que hubiese varios tipos de utilización y atención".

La ermita de la Virgen del Castillo es un manantial de alicientes para los historiadores

Hace 15 años, el pueblo de Monterde entendió que era el momento de empezar a trabajar en la recuperación de la ermita de la Virgen del Castillo, situada en la parte más alta de la localidad; los vecinos se implicaron a la hora de trabajar e incluso de aportar fondos. "Están saliendo cosas muy interesantes –explica el alcalde José Gracia– y hay aún mucho por descubrir, incluso tenemos un pasadizo en el subsuelo. Es una visita muy interesante, que cuando esté completamente lista puede combinarse con las salidas de los turistas alojados en el Monasterio de Piedra. Queda mucho que hacer, pero nos vamos sorprendiendo día a día".

Lo cierto es que la acción cuidadosa del bisturí en las paredes encaladas de yeso ha ido sacando interesantes pinturas murales a la vista, con profusión de dragones y centauros, apelativos que daba Jaime I a sus soldados. Además, el retablo gótico del maestro de Monterde llama la atención. "Falta otro –recuerda José, con indisimulada sorna– que está en Cataluña ahora, como muchas otras cosas. Tenemos nuestro Cristo Yacente, pieza única de madera maciza con un detallismo impresionante; tiene un pequeño cajón en el costado derecho que en su día guardó un pergamino con doce rubíes en forma de lágrima;la pieza desapareció". La ermita también tiene una talla en madera de la Virgen del Castillo que fue robada en su día por Erik el Belga, y recuperada dos años después del robo en una carbonería valenciana. Además, hay un enterramiento, no se sabe si es un sacerdote o un monje guerrero; está momificado y llama mucho la atención".

En datos

Comarca: Comunidad de Calatayud

Población: 159

A Zaragoza: 113 km

Los imprescindibles

Los Correcaminos

La Asociación Deportiva del pueblo organiza varias actividades. Hace diez días propuso con éxito su III Quedada Trail con recorridos de 14 y 21 kilómetros por el Barranco del Tejar, trayectos de espectacular belleza.

La Granja de Llumes

La otra localidad del municipio de Monterde incluye Casas de la Vega, Casas del Barón y La Calderera. Es unn doble reto en cuanto a infraestructuras. En Llumes casas rurales. Valle de Piedra y Villa de Llumes, muy bien valoradas.

Parroquia de la Asunción

Comenzó a construirse a finales del siglo XVI (gótico tardío), pero las capillas laterales y la torre se concluirían en los primeros años del siglo XVII. Sobresale en el conjunto la mentada torre, de estilo mudéjar y cuatro cuerpos.

Etiquetas
Comentarios