Despliega el menú
Zaragoza

Los tesoros del Archivo Universitario de Zaragoza, en las redes sociales

La Universidad de Zaragoza muestra en Twitter una selección de los documentos más interesantes relacionados con su historia.

Desde comienzos del mes de mayo, la Universidad de Zaragoza invita a conocer a través de las redes sociales los tesoros que alberga su Archivo Universitario. El objetivo de la campaña ’Los tesoros del archivo’ es difundir en Twitter una selección de los documentos más valiosos que guardan relación con la institución académica.

La iniciativa se ha iniciado en relación a la arquitectura del siglo XIX, ya que se conservan expedientes de obras de esta época de gran valor: proyectos de arquitectos ilustres, planos de las edificaciones y memorias de las obras, entre otros.

Entre las primeras entradas que pueden consultarse en la cuenta de Twitter del Archivo Universitario aparece información acerca de las obras realizadas en el primer edificio de la Universidad, que estuvo situado en el barrio de la Magdalena, así como de las obras del Jardín Botánico de la Universidad. Sobre esta cuestión, uno de los tuits señala que el 19 de enero de 1843, “el Regente del Reyno concedió a la Universidad de Zaragoza el Jardín del Convento de Santa Catalina con el fin de establecer la cátedra de Botánica”.

La antigua Universidad, que se ubicaba en la plaza de la Magdalena, se construyó entre 1589 y 1597, gracias a la donación de Pedro Cerbuna, y de ellas se muestran los planos de las obras firmados por José Antonio Atienza en 1864, así como el presupuesto cifrado en 860 reales de vellón que el arquitecto Juan Gimeno presentó para la construcción de una cárcel dentro de este edificio en 1847. Y es que según los estatutos de 1753, el rector tenía jurisdicción civil sobre los graduados, catedráticos, estudiantes, ministros y oficiales de la Universidad para todo tipo de delitos y, en muchos casos, podía imponer penas de cárcel.

Los fondos de la institución también comprenden material gráfico, como la fotografía que acompaña el texto publicado el pasado 6 de mayo, y que señala que ese mismo día, 46 años atrás, se hundió la capilla del edificio de la antigua universidad, ocasionando una “irreparable pérdida de fondo bibliográfico y documental. Sirva este recuerdo para tomar conciencia de la necesidad de velar por nuestro patrimonio documental”.

La Universidad Literaria contaba con capilla, teatro y paraninfo, pero en 1809 fue volada por las tropas franceses en el segundo sitio de Zaragoza. Posteriormente, fue objeto de varias reformas hasta que el mal mantenimiento y la desidia institucional acabaron con ella. El 6 de mayo de 1973, a primera hora de la tarde, se hundió la capilla tardogótica del edificio declarado monumento nacional histórico-artístico, que en su última etapa había sido convertido en biblioteca.

De Twitter al Paraninfo

“Hemos comenzado con documentación sobre la arquitectura del silgo XIX relacionada con la Universidad de Zaragoza, que llega hasta 1893, con la inauguración del Paraninfo -entonces Facultad de Medicina y Ciencias, el edificio en pie más antiguo de la Universidad-. En los próximos días organizaremos una exposición virtual sobre el Paraninfo, coincidiendo con la Semana Internacional de los Archivos”, explica Ana Isabel Gascón, directora del Archivo Universitario.

La idea de todas estas acciones a través de internet y las redes sociales consiste en recordar y poner en valor el importante patrimonio documental que posee la institución académica. Gascón avanza que la intención es que estos tesoros que ahora asoman en el formato digital puedan contemplarse después en el marco de una exposición que tendría lugar en el Paraninfo”.

Etiquetas
Comentarios