Despliega el menú
Zaragoza

Épila saca músculo en los sectores agrícola, ganadero y de servicios en la feria Valga

El certamen reúne a 60 expositores y espera recibir durante este fin de semana a alrededor de 10.000 visitantes.

La feria Valga abrió ayer sus puertas con una variada oferta agrícola, comercial y ganadera.
La feria Valga abrió ayer sus puertas con una variada oferta agrícola, comercial y ganadera.
Macipe

La Feria Agrícola, Comercial y Ganadera de Valdejalón (Valga) abrió este viernes en Épila las puertas de su XV edición luciendo músculo en los sectores agrícola, ganadero y de servicios. Con unas previsiones de 10.000 visitantes, la cita cuenta con una muestra permanente de ganado y 60 expositores de todos los sectores, del agrícola y ganadero y servicios asociados principalmente y con el de la Corporación Alimentaria Guissona como uno de los que más atención despiertan.

"La asignatura pendiente de la agroalimentación sigue siendo que todo el valor añadido se quede en la zona donde se produce", explicaba durante la inauguración el consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén. En este sentido, calificó como "modélica" la instalación del grupo Bon Àrea en el municipio porque recoge "todo el ciclo, desde la producción, la transformación, la comercialización y el consumo que se da en sus establecimientos". Así, insistió en definirla como la "Opel de la agroalimentación" y la calificó como el hito más importante en la localidad.

Guillén también hizo hincapié en el papel del sector a nivel autonómico y citando al economista Emilio Ontiveros, que asegura que el cambio climático va a influir en el ámbito rural y la producción de alimentos, aseguró que "Aragón ofrece datos esperanzadores". "Producimos para ocho veces nuestra población, para 10 millones de personas, supone el 3,6% del PIB y es un 10% del total de lo que exportamos", argumentó el portavoz del Ejecutivo.

En la apertura oficial se sumó a las intervenciones la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, quien quiso felicitar la iniciativa de la feria por simbolizar "el dinamismo de toda una comarca" y aseguró que "existe un compromiso con el medio rural" desde Madrid. "La feria nació porque tenemos un término muy extenso y siempre hemos sido un pueblo agrícola y ganadero" mencionó el alcalde, Jesús Bazán, que recordó que la cita comenzó hace 19 años, pero que hubo un parón de cuatro durante la crisis.

Así, Bazán defendió: "Queríamos que fuera un punto de encuentro entre personas del sector y que sirva como impulso a la comercialización, porque producimos mucho y bien pero a la hora de vender tenemos carencias". Respecto a Bon Àrea explicó que las primeras instalaciones, las del centro logístico y área servicios, se esperan que estén en 2021 y que el movimiento de tierras se extenderá 10 meses más.

Entre los puestos estaba el Almendros Aljemi, asesoría dirigida por Juan Pablo Bellido, para mostrar su experiencia de 80 años y por "el potencial que puede tener este fruto seco en la comarca". Según Noelia Fabra, ingeniera técnica agrícola de Peig Ganadera, tras el anuncio de Bon Àrea hubo un aluvión de proyectos ganaderos, pero que "el interés se ha ido estabilizando". En el puesto de Guissona, Pablo Bravo, responsable de El Cantal –la finca en la localidad del grupo–, aseveró que se avecina un "cambio no solo local sino a nivel comarcal y en muchos ámbitos, también en cuanto a servicios".

Etiquetas
Comentarios