Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Ayuntamiento de Zaragoza

ZEC pone en venta el aparcamiento del parque Bruil con un 20% de rebaja

Es el segundo intento de enajenar el subsuelo de la escuela infantil, que lleva siete años sin uso. El aparcamiento sale a concurso por un precio de 1,1 millones de euros.

Acceso al aparcamiento subterráneo del parque Bruil, cerrado desde hace siete años.
Acceso al aparcamiento subterráneo del parque Bruil, cerrado desde hace siete años.
Raquel Labodía

El Ayuntamiento de Zaragoza acaba de poner en venta el parquin de la escuela infantil del parque Bruil, que lleva sin uso desde que en 2012 se inaugurara el centro educativo. Para atraer licitadores y después de un intento previo que no recibió ofertas, el gobierno municipal de ZEC se ha visto obligado a rebajar el precio de salida un 20%, hasta los 1,1 millones de euros sin IVA, mejorable al alza.

Han tenido que pasar dos años y medio para que esta propiedad municipal se vuelva a poner en el mercado. Según consta en los pliegos de condiciones, publicados esta semana en el perfil del contratante, la adjudicataria tendrá que ejecutar la urbanización del espacio público que está en la superficie, que tendrá un presupuesto de ejecución de al menos 193.600 euros.

La empresa tendrá que presentar el proyecto en el plazo de cinco meses después de la adjudicación. Una vez obtenidas las licencias, dispondrá de ocho meses para ejecutar las obras de adecuación del aparcamiento subterráneo y de la zona exterior. La fase de presentación de ofertas concluye el 10 de junio. Si se cumplieran todos los plazos, el estacionamiento podría estrenarse a finales del próximo año.

El estacionamiento, largamente reivindicado por el tejido vecinal y que tiene capacidad para unas 175 plazas, se construyó ya en 2011 gracias a la financiación del Fondo estatal de Inversión Local (FEIL) que ideó el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para reactivar la economía en la fase más dura de la crisis económica, en 2010 y 2011. La infraestructura subterránea supuso un coste de un millón de euros, que se suma a los cuatro que se invirtieron en el centro educativo municipal. El futuro aparcamiento tiene una superficie útil de 4.678 metros cuadrados.

Modificación del PGOU

El desplome del sector inmobiliario bloqueó la adjudicación de este espacio a una empresa privada para su explotación. Para reactivar la operación, se acordó modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) con el objetivo de poder vender la propiedad en lugar de establecer un régimen de concesión.

De este modo, este tipo de proyectos eran más atractivos para las empresas, que podían hacerse con la propiedad y no solo con un derecho de uso durante un periodo de tiempo, generalmente 50 o 75 años. Es el modelo que se siguió con el aparcamiento de la calle de Segismundo Moret, que también se adjudicó después de un intento fallido de enajenación.

Pero la operación de venta que puso en marcha el gobierno de ZEC en 2016 no tuvo éxito. El subsuelo de la escuela infantil, situado entre las calles de Vicente López Abadía y Pascual Albero Burillo, salió a concurso por 1,38 millones de euros. Pese a que había buenas expectativas, finalmente no hubo ninguna empresa interesada en el proyecto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión