Zaragoza

tribunales

El zaragozano detenido por dirigir una web neonazi ocultaba 2.690 fotos y vídeos pedófilos

La Audiencia Nacional lo investigaba por un delito de odio, pero ha mandado abrir una pieza separada en un juzgado de la capital aragonesa por distribución de pornografía infantil

Captura del vídeo que difundió la Policía Nacional cuando se produjo la detención del zaragozano en diciembre de 2018.
Captura del vídeo que difundió la Policía Nacional cuando se produjo la detención del zaragozano en diciembre de 2018.
Policía Nacional

La investigación de la Audiencia Nacional que condujo el pasado mes de diciembre a la detención del zaragozano Mario P. G., de 23 años, como presunto administrador de una página de internet y un canal de Youtube que se dedicaban a difundir propaganda neonazi, racista y homófoba ha permitido descubrir que el joven afincado en Las Delicias tenía almacenadas 2.690 fotografías y vídeos de contenido pedófilo. Según ha podido confirmar HERALDO, el casual e inesperado hallazgo de este material en el ordenador y otros dispositivos electrónicos intervenidos al encausado ha obligado a abrir una pieza separada contra él por presunta tenencia y distribución de pornografía infantil que, a diferencia de la causa principal por un supuesto delito de odio, no se instruirá en Madrid sino en Zaragoza.

La operación conjunta de la Policía Nacional, la Policía Federal Suiza y Europol que permitió el arresto del zaragozano y de otros dos jóvenes –Miquel R. B., en Tarragona, e Ian L. P., en Barcelona– como responsables de la sección en castellano de uno de los portales neonazis con mayor difusión a nivel mundial se llevó a cabo a finales de 2018. Entonces, agentes de la Comisaría General de Información se presentaron en el piso de la calle Unceta donde vive Mario P. G. y no solo procedieron a su arresto, sino que se llevaron también abundante material para intentar probar su activa participación en foros y canales de carácter antisemita.

La titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, María Tardón, declaró las diligencias secretas y el joven zaragozano quedó en libertad provisional con cargos.Sin embargo, el desprecinto y visionado de los archivos informáticos intervenidos en casa de Mario P. G. provocaron una enorme sorpresa a los responsables de la investigación policial y han obligado finalmente a la magistrada a inhibirse de una parte de las pesquisas en favor del Juzgado de Instrucción número 11 de Zaragoza.

Relaciones sexuales con niños

Según los informes de los investigadores, en las fotografías halladas en el ordenador del investigado aparecen menores de edad en actitud y con poses que podrían considerarse "claramente inapropiadas" por su componente sexual. Pero es que en casa del zaragozano se encontraron también diez grabaciones en los que puede verse a adultos manteniendo relaciones sexuales con niños. Cuando daba cuenta del sorpresivo hallazgo a la jueza, la Policía ya le advertía de que estaba haciendo un análisis más amplio del contenido de los discos para aclarar si el encausado solo era poseedor de material pedófilo o también lo distribuía.

En un principio, el Juzgado de Instrucción número 11 de Zaragoza investigará a Mario P. G. por un presunto delito del artículo 189 del Código Penal, que prevé penas de entre uno y nueve años de prisión. Las condenas más elevadas se reservan para aquellos casos en los que, por ejemplo, aparecen chicos o chicas de menos 16 años o menores que son víctimas de violencia física o sexual.

El juez instructor todavía no ha citado a declarar al joven de Las Delicias, pero se prevé que lo haga próximamente. Cuando fue detenido en diciembre, Mario P. G. tampoco fue interrogado en la Audiencia Nacional, por lo que también está pendiente de la llamada de la instructora.

Etiquetas
Comentarios