Zaragoza

SANIDAD

Una médica del centro de salud de Borja, de baja por ansiedad tras una agresión verbal

Un hombre, que acudió sin cita previa, le gritó e insultó y dio patadas a una puerta.

Imagen de archivo del exterior del centro de salud de Borja
Imagen de archivo del exterior del centro de salud de Borja
Ayto. Borja

Una médica del centro de salud de Borja está de baja por ansiedad desde el martes de la semana pasada tras sufrir una agresión verbal por parte de un paciente que, al parecer, le profirió insultos y gritos, y que llegó a dar patadas a una puerta.

Los hechos ocurrieron el día 2 de abril, en torno a las 13.30, cuando un hombre solicitó atención médica sin cita previa. La doctora le requirió que cogiera su turno en el mostrador, lo que motivó su enfado, que aumentó cuando regresó y la facultativa le dijo que esperara unos minutos mientras atendía el teléfono. Belén Clemente, médica coordinadora del centro de salud, recordó que, según la afectada, este comenzó a "gritar, la insultó y empezó a dar patadas a la puerta. Cuando le amenazó con que iba a llamar a la Policía, se marchó".

La médica está de baja laboral por ansiedad "por la situación de miedo que tuvo". Tal y como relató, "en ese momento no había personal sanitario cerca", únicamente estaban en el edificio las administrativas en el mostrador de información.

Los trabajadores han convocado una concentración ante las puertas del centro de salud el próximo martes a las 10.00 para mostrar su repulsa por este hecho y por las agresiones que se han registrado en las últimas semanas a profesionales de este sector en Aragón. El caso de Borja se une a los ataques sufridos por dos auxiliares de enfermería del hospital Nuestra Señora de Gracia (Provincial) de Zaragoza el pasado domingo por la noche y otra agresión grave registrada en un centro de salud de la capital aragonesa hace poco más de un mes, cuando un hombre de 83 años atacó con un cuchillo a un médico que pasaba consulta en el ambulatorio de Vía Univérsitas, en la calle de Andrés Vicente de Las Delicias.

La médica de Borja denunció lo ocurrido, primero, en la Policía Local. Después, con su abogada, hizo una denuncia complementaria que se envió (telemáticamente) a la Guardia Civil. Las diligencias se instruyen en el Juzgado de Tarazona. Fuentes del Instituto Armado confirmaron que se están investigando los hechos.

Desde el centro de salud, tras una reunión mantenida este martes, van a solicitar a la Dirección de Atención Primaria Sector 3 la instalación de cámaras de vigilancia o un botón de urgencia para llamar si hay un problema y están dentro de la consulta: "En el medio rural, a veces pasamos mucho rato solos en un consultorio o si tenemos que acudir a un aviso".

Protocolo para requerir protección policial en casos especiales

La coordinadora del centro de salud de Borja informó este miércoles al alcalde, Eduardo Arilla, de la agresión verbal a una profesional médica la semana pasada y solicitó, al mismo tiempo, la ayuda de los agentes de la Policía Local o de la Guardia Civil en el caso de tener que ir a avisos domiciliarios de este paciente o de otros que pudieran conllevar situaciones de riesgo.

El regidor mantendrá este viernes una reunión con la responsable del ambulatorio, con el Comandante de Puesto de la Guardia Civil de Borja y con el jefe de la Policía Local para activar "un protocolo" que establezca las pautas y el modo de proceder en caso de que los profesionales requieran protección de las fuerzas y cuerpos de seguridad. Algo que, según dijo, ya se presta en caso de que se pida ayuda, no solo del personal sanitario "sino de cualquier profesional que necesitara acompañamiento policial cuando prima la seguridad". También ha puesto el asunto en conocimiento de la Delegación de Gobierno. Para Arilla, sin embargo, se trata de un "caso esporádico" y transmitió "tranquilidad", porque "no había ocurrido nunca un caso como este".

Etiquetas
Comentarios