Despliega el menú
Zaragoza

segunda fase de la operación illinois

La Guardia Civil halla otro arsenal en el zulo de Garrapinillos que desmanteló hace unos meses

La operación se salda con la detención de la hermana del dueño de la misma finca que ya fue arrestado en 2018 por tener un arsenal y munición. 

El Servicio de Información de la Guardia Civil de Zaragoza ha detenido a Verónica L. L., de 30 años, hermana de Iván L. L., de 35, por los mismos motivos que ya arrestó a este último en junio de 2018: esconder un arsenal de armas de guerra y munición en una finca de Garrapinillos. 

Los agentes averiguaron que, tras el ingreso en prisión de Iván L. L., su hermana le había relevado presuntamente en las tareas de almacenamiento y venta ilegal de armas a terceros, con el riesgo para la seguridad pública que supone esta actividad.  

Tras organizar un dispositivo de vigilancia y seguimiento, los agentes decidieron abordar la segunda fase de la Operación Illinois, que les ha permitido intervenir de nuevo numerosa munición, armas y explosivos que se hallaban ocultos, en su mayor parte, en el interior de zulos ubicados en la misma vivienda de Garrapinillos, ya registrada en verano de 2018.

La primera fase de la operación Illinois se inició en febrero de 2017 ante la sospecha de que Iván L. L. podría estar en posesión de diversas armas de fuego pertenecientes a su padre, que había fallecido recientemente. Durante la investigación se tuvo conocimiento que esta persona había sufrido un accidente doméstico en el mes de marzo, en el que resultó herido a consecuencia de haber manipulado munición. 

En junio fue arrestado y desde entonces está en prisión preventiva como autor de un delito de depósito de explosivos ya armas de guerra, castigado con penas de hasta 10 años de cárcel.  

Registros efectuados este pasado miércoles

Una vez tuvieron constancia los agentes de que la hermana podía haber seguido supuestamente sus pasos, la Guardia civil efectuó  el pasado miércoles dos registros, uno en la calle de Monasterio de Veruela donde reside junto a su madre la ahora detenida, y en la finca de Garrapinillos que tiene su hermano.  

Allí localizaron un nuevo zulo en una construcción, tipo caseta, ubicada en el patio interior de la finca. El habitáculo se hallaba en la parte subterránea de este inmueble, cuyo acceso estaba ocultado con unas planchas metálicas. En el interior se encontró un armero para almacenar armas de guerra, una caja fuerte que contenía una caja metálica con 3 granadas de mano dentro y material para envasar la munición. Las granadas fueron inspeccionadas por especialistas del GEDEX de la Guardia Civil, que verificaron que habían sido manipuladas y estaban preparadas para detonar una vez introducida la carga explosiva.

Dentro de la vivienda de la finca, bajo el sofá del salón, se inspeccionó nuevamente el zulo que ya había sido localizado en el año 2018. En este habitáculo, con capacidad para una persona, se hallaron cajas metálicas que contenían multitud de cajetillas con munición, estando éstas envasadas en bolsas de plástico termoselladas. Todo ello para evitar ser detectadas por el perro especialista en búsqueda de armas que participó en los registros.

En total, el material hallado en esta segunda fase de la operación ha sido tres granadas de mano de fragmentación; más de 2.500 cartuchos de diferentes calibres, entre ellos munición de armas de guerra; una escopeta de cañones recortados; un cañón de calibre 7,62, correspondiente a un arma ametralladora MG42 y dos cargadores de CETME y otras piezas fundamentales para el montaje de armas. 

En el dispositivo desarrollado este miércoles tanto en Las Fuentes como en Garrapinillos participaron agentes del GRS, del núcleo de reserva, del servicio cinológico con perros detectores de armas y explosivos, y miembros del Grupo de Desactivación de Explosivos (Gedex) y guardias civiles del Servicio de Información encargados de la investigación. 

Etiquetas
Comentarios