Despliega el menú
Zaragoza

La basílica de Santa Engracia introduce en Aragón el primer cepillo de pago con tarjeta

Permite pagos de hasta 15 euros y la recaudación se está destinando a los arreglos en la fachadas de Don Hernando de Aragón. Otros párrocos de la ciudad han mostrado su interés por la iniciativa.

Santiago Aparicio, párroco de Santa Engracia, explica a una feligresa el funcionamiento del cepillo con datáfono.
Santiago Aparicio, párroco de Santa Engracia, explica a una feligresa el funcionamiento del cepillo con datáfono.
Oliver Duch

Con escasas excepciones, el día a día en una ciudad de tamaño medio permite manejarse con los bolsillos y la cartera liberados del peso de las monedas. En pleno 2019, un ciudadano puede acometer cualquier recado armado únicamente con una tarjeta de crédito, ya sea comprar una prenda de ropa, pagar el arreglo de un reloj o pertrecharse para la hora de la merienda.

El auge del dinero plástico en detrimento del efectivo es una tendencia arrolladora de la que ni siquiera una institución milenaria como la Iglesia es ajena. De cara a no perder este tren y facilitar la vida a los fieles, la basílica parroquia de Santa Engracia de Zaragoza ha decidido ser pionera introduciendo en Aragón el primer cepillo con datáfono, que permite colaborar con la labor de la iglesia con apenas un par de gestos.

La iniciativa no está pasando ni mucho menos inadvertida. "El aparato lo instalamos hace menos de un mes, el 23 de diciembre, sin darle ningún tipo de publicidad y lo cierto es que, si bien al principio pilló por sorpresa a algunos, ya podemos decir que ha tenido una gran acogida, muy buena", indica Santiago Aparicio, párroco del céntrico templo.

Esta particular hucha resulta discreta -todo lo posible dentro de un espacio religioso- e incluso tiene una morfología cercana a la de los cepillos clásicos. Su funcionamiento, aclara Aparicio, es muy sencillo: "La pantalla permite elegir entre cuatro cantidades (de 2 a 15 euros) y, una vez se ha seleccionado la aportación, basta con pasar la tarjeta por el lector. La propia pantalla avisa de que el pago se ha completado sin problemas. Como son cantidades inferiores a 20 euros, no solicita el código el PIN".

Además de con las tarjetas 'contact less', la máquina admite donaciones mediante las aplicaciones móviles (en aquellos teléfonos que soportan esa tecnología) e, incluso, a través de relojes inteligentes. Junto a la opción con tarjeta se encuentra una ranura en la que, quien lo desee, podrá seguir realizando aportaciones mediante efectivo (en euros o cualquier divisa).

La novedad ha despertado interés entre el resto de párrocos de la capital aragonesa, que ya han preguntado a Aparicio por las bondades de la máquina. Por ello es probable que la herramienta se extienda por otros puntos de la geografía autonómica.

Arreglar la fachada

Por el momento, los ingresos recibidos por la vía moderna están siendo destinados a arreglar una de las fachadas de la basílica menor, la que da a la calle de Don Hernando de Aragón. En ella, los técnicos municipales apreciaron riesgos de desprendimiento, así como una notable grieta, y el Ayuntamiento requirió el acometimiento de las obras.

El coste total de los arreglos se acerca a los 100.000 euros, de los que ya se han cubierto más de la mitad. "Planteamos que las obras avanzaran al ritmo de las donaciones, pero es que las donaciones avanzan más rápido que las obras", reconoce el párroco, quien además destaca que "cada una de las aportaciones efectuadas con tarjeta de crédito quedan registradas, lo cual siempre es una ventaja".

Etiquetas
Comentarios