Despliega el menú
Zaragoza

El número de ayudas urgentes concedidas en Zaragoza se dispara un 36% en cinco años

La alimentación y la vivienda siguen siendo los principales motivos para solicitar estos apoyos económicos. Las peticiones por cuestiones de salud, energía o infancia son las que más aumentan.

La consejera municipal de Servicios Sociales de Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto, en imagen de archivo.
La consejera municipal de Servicios Sociales de Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto, en imagen de archivo.
Sandra Lario

La concesión de ayudas de urgente necesidad batió récords en 2018, con un aumento del 36% respecto a las cifras registradas en 2014. Esta circunstancia ha tenido su reflejo presupuestario: de los 6,2 millones de euros que destinaron en 2015 a estos apoyos económicos puntuales para personas con escasos recursos, se ha pasado a 9,6 millones en 2018, lo que implica un aumento del 55%.

La vicealcaldesa y concejal de Derechos Sociales, Luisa Broto, ha presentado este miércoles el balance del sistema de ayudas urgentes, que tanto en número como en dotación económica no ha dejado de crecer en los últimos años. Según ha explicado Broto, 11.341 familias accedieron a este tipo de subvenciones, pensadas para atender apuros económicos puntuales por circunstancias sobrevenidas. Son 1.400 familias más que en 2014. Aproximadamente un 20% de los beneficiarios accedió a más de cuatro ayudas en 2018.

"Las ayudas de urgente necesidad son la primera puerta de acceso al sistema público de servicios sociales", ha afirmado Broto. Ha explicado que son un elemento "fundamental" de los "itinerarios de inserción", sobre todo laboral, dado que evitan "entrar en el camino de la exclusión".

En 2018 hubo un total de 37.649 solicitudes de ayuda, de las que se concedieron 34.512, un 91%. Por años, el mayor incremento se produjo en 2015, cuando se pasó de 25.355 ayudas a 32.989. De 2017 a 2018, el aumento también ha sido significativo, de más de un 9%. Este año se han presupuestado 10 millones de euros, una cifra similar a 2017.

Por conceptos, la alimentación (19.165 ayudas) y la vivienda (7.634) siguen copando los motivos por los que se solicitan este tipo de apoyos económicos puntuales. Respecto al primer concepto, el incremento ha sido sostenido en los últimos años, con una subida en el número de solicitudes del 25%. Por contra, la vivienda ha mantenido cierta estabilidad, con un 4% de aumento.


Pero las ayudas para el pago de la electricidad o el gas, las de infancia (comedor, material, guardería...) o las de salud (dentista, óptica, audífonos...) se han disparado. Por volumen, las más importantes son las de energía, que han crecido un 73%, hasta las 3.426.El importe se ha duplicado. Las de infancia han tenido una evolución más acusada, con un incremento del 190% (2.254). Pero si ha habido un concepto que ha aumentado ha sido salud: si en 2014 se concedieron 329 por ayudas un valor de 49.017 euros, en 2018 han sido 1.723, con un coste de 787.097 euros.

"Cronificación de la pobreza"

La vicealcaldesa ha achacado el incremento del número de ayudas concedidas, entre otros motivos, a las restricciones para su concesión que a su juicio existían antes de la llegada de ZEC al gobierno municipal. En este sentido, ha recordado que en aquel momento no se priorizaban ayudas como por ejemplo las vinculadas a la salud de la infancia.

Eso sí, ha aludido a "una precarización" del mercado laboral y a una "cronificación" de la pobreza. De hecho, ha explicado que hay centros sociales municipales que atienden a personas "que llevan 10 o 12 años sin poder volver al circuito del empleo".

Broto ha destacado que además es fundamental la tramitación del Ingreso Aragonés de Inserción. En 2018, se gestionaron un total de 6.848 solicitudes. Además, ha hecho hincapié en los convenios de inclusión sociolaboral en colaboración con distintas entidades, en los que se invirtieron más de tres millones de euros.

Etiquetas
Comentarios