Zaragoza

Floría niega que la pérgola y la barbacoa que construyó para Esco fueran un pago por favores en Plaza

El empresario declara ante el tribunal que solo hizo un vídeo promocional y un forrado de fachadas para la Plataforma Logística y recuerda que los segundos se los encargó la UTE. Asegura que su relación de amistad con el político se forjó años después de trabajar en Plaza.

En el banquillo del juicio del caso Plaza solo se sentaron ayer el ex consejero delegado de la DGA en Plaza Carlos Esco y el empresario Miguel Ángel Floría.
En el banquillo del juicio del caso Plaza solo se sentaron ayer el ex consejero delegado de la DGA en Plaza Carlos Esco y el empresario Miguel Ángel Floría.
Heraldo

El macrojuicio de Plaza va a terminar convertido en una vista exprés.Y la imagen que ayer ofrecía el banquillo de los acusados, con tan solo dos ocupantes, es la mejor prueba. De los 25 encartados iniciales, para los que se pedían casi dos siglos de prisión, tan solo estuvieron presentes el exconsejero delegado de la DGA en Plaza Carlos Esco y el empresario Miguel Ángel Floría.

Tanto ellos como el constructor Agapito Iglesias son los únicos que no han querido pactar con la Fiscalía Anticorrupción, de ahí que tengan que permanecer en sala (Iglesias fue excusado este miércoles por el tribunal). Tras ratificar sus respectivos acuerdos de conformidad, el resto de encausados podrán seguir ahora la evolución del proceso por la prensa y aguardar a recibir la sentencia.

El primero en tomar ayer la palabra fue Carlos Esco, que no tuvo tiempo de responder el jueves a las preguntas de su abogado, Juan Monclús. Como hiciera el día anterior, el acusado (para el que piden 7 años y medio de cárcel) negó que se sirviera del cargo para favorecer los intereses de ninguna empresa. Al referirse otra vez a la compra de las 61 hectáreas de Sanedi, operación cuestionada por su elevado precio y la proximidad del suelo al polvorín de la Base Aérea, Esco declaró: "El precio no lo marqué yo, lo decidieron quienes negociaron, que fueron el presidente del consejo de Plaza (Javier Velasco)y el gerente (Becerril)".

El encausado insistió otra vez sobre el carácter estratégico de la compra:"Queríamos montar sobre esos terrenos un ‘hub’ o centro intermodal ferroviario para Aragón, algo más que una simple parada de trenes para Plaza".

Quien también declaró ayer fue el empresario Miguel Ángel Floría, al que asiste el letrado Jesús García Huici, y que se enfrenta a 6 años y medio de prisión.Este negó que Esco le allanara el camino para lograr varios contratos vinculados a Plaza o que se los otorgara a dedo.

Floría recordó que hizo un vídeo promocional y el forrado de seis edificios."Pero estos últimos los encargó la UTE", precisó. Preguntado por la construcción de una pérgola y una barbacoa en casa del político, explicó: "Hicimos unas obras en casa de Esco, pero por supuesto las pagó y están declaradas". Aclaró que su relación de amistad se forjó años después de trabajar en Plaza.

Etiquetas
Comentarios