Despliega el menú
Zaragoza

La Navidad se fabrica en la plaza del Pilar

Cientos de zaragozanos se acercan a la muestra navideña en su primer fin de semana. Se estima que más de 300.000 personas pasarán por el mercadillo y sus atracciones

Ha llegado el momento del año en el que la población se divide en dos. Aquellos a los que les encanta la Navidad y aquellos que la odian. Lo cierto es que esta época del año no deja indiferente a nadie y genera sentimientos muy fuertes: las ganas de matar al cuñado en la cena de Nochebuena, la ilusión de los más pequeños al abrir los regalos el día de Reyes o el enfado con uno mismo al ver los kilos de más que marca la báscula tras tanta celebración. La pista de hielo, la tirolina y el mercado navideño han vuelto a tomar la plaza del Pilar y aunque la inauguración oficial fue el viernes, este fin de semana cientos de zaragozanos están pasando por allí para dejar salir su espíritu más navideño y disfrutar de los múltiples olores del lugar (rosquillas, flores, gofres, incienso...). Además, al otro lado del río ya se está montando la noria de 80 metros, una de las novedades de estas navidades.

Mercadillo Navideño plaza del Pilar.

Todavía quedan más de tres semanas para la visita de Papá Noel pero las prisas por encontrar el regalo perfecto ya apremian. Gorros, bufandas, lámparas o abalorios son solo algunos de los productos que se pueden adquirir en las casetas que rodean al árbol de los deseos, del que por cierto, ya cuelgan decenas de tarjetas con los propósitos de los zaragozanos.

Video:Buen ambiente y ganas de Navidad en la plaza del Pilar de Zaragoza
Svitlana Kuropyatnyk y su puesto participan en esta cita navideña desde hace ocho años. Nadie duda de que su caseta es una de las más vistosas. Los colores de sus matrioshkas y sus bolas de nieve llaman la atención de todos los visitantes que no pueden evitar acercarse aunque solo sea a cotillear. Según la vendedora, el tiempo ha ayudado mucho a que los zaragozanos se paseen por la muestra y se lleven los primeros regalos durante el primer fin de semana. "Hemos arrancado muy bien la feria, la gente tiene mucha predisposición a venir", afirmó Kuropyatnyk. La ucraniana ofrece muñecas rusas de todos los tamaños –la más grande cuesta 1.000 euros y tiene 20 figuras dentro–; bolas de nieve –que van desde los 100 hasta los 3 euros–; personajes del belén y otros tantos detalles hechos a mano.

Como ella, los vendedores aseguran que las ventas han empezado bien pero esperan a la semana que viene y al puente de la Constitución, uno de los momentos de más afluencia.

Un regalo con fin solidario

En la muestra también se puede adquirir la ‘taza de los sueños’, que se creó el año pasado para celebrar el décimo aniversario del mercadillo, pero debido a su éxito vuelve a venderse. Este recipiente, creado por Óscar Sanmartín, tiene ilustraciones que representan el ambiente navideño de la plaza y cuesta cinco euros. Su importe tiene un trasfondo solidario, ya que va dedicado a Atades. "La gente pregunta mucho por ella, se nota que gusta, y algunos la recuerdan del año pasado", comentó Izaskun Arrieta, tras el mostrador. "Por ahora se han vendido 23, pero es normal porque acabamos de empezar", añadió. El año pasado se superaron las 1.000. "Es un buen regalo y barato, y tiene un buen fin", subrayó Arrieta.

Etiquetas
Comentarios