Despliega el menú
Zaragoza

Un encendido navideño de alto riesgo

El árbol de los deseos, las tirolinas y la pista de hielo han regresado a la plaza del Pilar. Este año además se instalará en la margen izquierda una noria de 80 metros.

La expectación era máxima pero el encendido de las luces de la calle de Alfonso I fue un visto y no visto y no hubo aplausos, ni botón XXL. Con un pequeño mando el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve –acompañado del concejal de Cultura Fernando Rivarés y de otros representantes de los grupos municipales– ‘dio la luz’ a esta vía, que a juzgar por lo ocurrido no tiene mucho espíritu navideño. Antes de la iluminación, la parte superior de una de las farolas se cayó, lo que afeó bastante el espectáculo. No es la primera vez que ocurre un incidente de este tipo en Alfonso, ya que en 2016 dos adornos se desplomaron encima de unas niñas que resultaron heridas. Esta vez no hubo que lamentar daños.

Incidentes aparte, el olor a gofre, las filas para entrar al belén y los villancicos ya eran protagonistas en la plaza del Pilar. Estas navidades estarán marcadas por la cultura, que de nuevo no se quedará solo en el centro de la ciudad. "Hacemos una apuesta por la cultura para que en todos los barrios haya actividades y se vaya descentralizando la programación navideña, que tendrá iniciativas de todo tipo", explicó Rivarés. Por esta razón, en los centros cívicos de los barrios se ha elaborado una amplía propuesta de ocio dirigida especialmente para los niños.

El concejal hizo también gala de las nuevas luces. Especialmente, de la iluminación de Don Jaime I y de barrios como el de San José. Toda la ciudad cuenta con 1.458 lámparas y 22.197 motivos y adornos navideños. Según fuentes municipales, las luces supondrán un gasto de 100.000 euros, incluyendo montaje y retirada. Además, este año comienza una campaña para apoyar las compras navideñas en el comercio local de proximidad mediante pasacalles, música y animación infantil y adulta.

Tras el encendido, Rivarés y Santisteve comenzaron ‘chino chano’ a recorrer la muestra navideña junto a los primeros visitantes. Las patinadoras del grupo Zlalom fueron las primeras en estrenar la pista de hielo ante los ojos de parte del Gobierno, mientras que el coro Salduie –otro año más, los infanticos no han sido invitados– los despidió a la salida del belén y el Trío Tono tocaba ‘Imagine’ de John Lennon a la entrada del mercado compuesto por 40 casetas. Tampoco quiso perder la oportunidad de dejar su demanda en el árbol de los deseos, que por cierto no fue que a solo seis meses de las elecciones repetir en la alcaldía, sino desear "paz y convivencia" a la ciudad.

Aunque lo mejor se reservó para el final. "¿No os vais a tirar ninguno conmigo, cobardes?", les gritó Santisteve a sus acompañantes antes de lanzarse por la tirolina que también forma parte de la muestra.

Los carteros reales, en el rastro

La novedad principal de este año mide 80 metros de altura y se colocará en la margen izquierda del Ebro. Se trata de una noria similar a la que ya se instaló hace cuatro años. Por otro lado, los carteros reales acudirán este año al rastro –quizá ellos también apoyan que el mercadillo permanezca en el barrio de La Almozara– para recoger las cartas a los Reyes Magos.

Todos aquellos que se sientan identificados con el Grinch ya pueden quedarse en casa, lo más lejos posible de la plaza del Pilar. Ahora ya es oficial: la navidad está aquí.

Zaragoza se viste ya de Navidad

Animación a la lectura y escritura en Navidad

Los libros y la literatura siguen siendo un importante reclamo durante estas fiestas navideñas, y vuelven los Cuentos al Viento. Tras varios meses de talleres de escritura creativa realizados en centros educativos, bibliotecas públicas municipales, así como en otros espacios de la ciudad, se volverán a soltar al aire el día 22 de diciembre, en la Plaza del Pilar, las historias personales, en forma de poemas, recuerdos y deseos, de los zaragozanos y zaragozanas. Para esta actividad todos los materiales empleados son biodegradables al cien por cien.

Igualmente, continúa este año la actividad Libros que importan, un intercambio multitudinario de libros en un espacio público, que se ha desarrollado con gran éxito en Zaragoza los pasados años 2016 y 2017, contando con la participación de cerca de 10.000 personas Desde el 26 al 30 de diciembre, todo el que lo desee puede acudir a la Plaza del Pilar para regalar su libro más importante, acompañado de una dedicatoria en la que se explique por qué es importante ese libro.

Homenaje a los grandes soñadores

La Cabalgata de Reyes de este año rendirá homenaje a los genios que simbolizan el triunfo de la imaginación, la concordia y la ilusión, a los Grandes Soñadores, a todos aquellos genios de la historia, llenos de talento y tesón, pero también de creatividad e imaginación, y que han legado al mundo magníficas creaciones e ideas en los diferentes campos de las artes, las letras y las ciencias, a través de algunos de sus máximos exponentes, desde Goya a Isadora Duncan, María Moliner, Georges Mélies, Amelia Earhart, Miguel de Cervantes y las "musas o musos" que las y los inspiraron.

Las 17 compañías aragonesas de teatro de animación, Almozandia, Binomio Teatro, Caleidoscopio Teatro, Callejeatro, Cirteani, Coscorrón Banda de Animación, Decúbito Supino, El Gato Negro Teatro, K De Calle Teatro, Norabola Producciones, Nostraxladamus, Pai, Tarde o Temprano Danza, Teatro Imaginario, Teatro Indigesto, TGW Choir y Zarakatraka, junto con los colectivos y asociaciones representantes del tejido social y cultura de la ciudad, como son Club Patín Nueva Era, Colectivo Pares Sueltos, Grupo Danza Bolliwood, Festival Asalto Cia Giro, Breakers y Dixie Rue del Percebe, llenarán de ilusión y fantasía la calbalgata del proximo 5 de enero de 2019.

>> Así lo hemos seguido en directo en HERALDO.es 

Etiquetas
Comentarios