Despliega el menú
Zaragoza

Tarazona Monumental actúa sobre una decena de inmuebles en cuatro meses

La última etapa del año se ha dedicado a un taller de restauración con alumnos de Bellas Artes. El presupuesto invertido ha sido de 150.000 euros.

Una de las esculturas restauradas en el taller de prácticas de este año.
Una de las esculturas restauradas en el taller de prácticas de este año.
FTM

La Fundación Tarazona Monumental (FTM) afronta la recta final del año con intervenciones en una decena de inmuebles de la localidad. En total, desde sus comienzos en el año 2008, se han llevado a cabo 80 intervenciones en bienes muebles, como retablos o pinturas murales.

Los últimos cuatro meses se han dedicado al desarrollo de un taller de restauración, en el que se han invertido 150.000 euros para trabajar sobre siete espacios patrimoniales de Tarazona.

En concreto, las últimas actuaciones se han centrado en la iglesia de Santa María Magdalena, la de San Atilano o la de Santa Teresa de Jesús, así como en el ex convento de los Mercedarios y en el Palacio Episcopal.

Los principales trabajos han consistido en la restauración cromática de retablos y pinturas, en la recuperación de elementos de madera deteriorados por termitas y otros xilófagos, o en la realización de catas en muros para analizar su estado de conservación.

Las intervenciones se llevan a cabo de distinto modo, según las dimensiones de la pieza a tratar, entre otros factores. Así, la FTM dispone de una sala taller en sus instalaciones del Palacio Episcopal hasta donde se trasladas las obras que lo permiten para poder trabajarlas allí. Otras actuaciones, en cambio, se llevan a cabo en los mismos inmuebles, como es el caso de los relieves o las pinturas murales.

Los trabajos los desarrollan cuatro alumnos de Bellas Artes, en la especialidad de Restauración y Conservación, que aprovechan este proyecto de la FTM para realizar sus prácticas. Los aspirantes a restauradores realizan dos semanas de formación, con un total de 80 horas, durante las que pueden materializar los conocimientos adquiridos durante su formación.

Los alumnos de este año proceden de la Universidad Pública del País Vasco y de la de Valencia. Cada uno de los cuatro ha trabajado en alguno de los proyecto de restauración durante dos semanas, supervisados por un técnico profesional de la Fundación.

Como ellos, otros 90 alumnos de Bellas Artes han pasado por este programa de prácticas que la FTM ofrece desde el año 2009. El taller permite al mismo tiempo dar una oportunidad de incursión en el mundo laboral para los estudiantes y mejorar el estado de conservación del patrimonio de Tarazona.

El Ayuntamiento ha contribuido este año con la causa, cediendo las instalaciones de la Casa del Traductor para servir como alojamiento de los alumnos. Y es que la Fundación corre con los gastos de manutención de los alumnos en prácticas durante las dos semanas de su estancia en Tarazona.

Etiquetas
Comentarios