Despliega el menú
Zaragoza

Ejea especializa su residencia para enfermos de alzhéimer

La residencia obtiene buenos resultados tras aplicar hace dos años terapias no farmacológicas en los pacientes con esta enfermedad.

Las camas de la residencia ahora serán más anchas.
Las camas de la residencia ahora serán más anchas.
Ana garcía cortés

La residencia municipal de Ejea de los Caballeros avanza en la especialización sobre los enfermos de alzhéimer a través de terapias no farmacológicas. Hace dos años se puso en marcha un programa que ya ha empezado a dar resultados. El 40% de las personas que están en esta unidad han mejorado sus niveles cognitivos. Los avances se detectan en la recuperación de memoria y en la autonomía. Además, la funcionalidad de los pacientes ha mejorado en un 70%.

Estos son los datos que aporta la gerente de la residencia, Irama Zubiaur, sobre la iniciativa que persigue ralentizar lo máximo posible esta dolencia degenerativa. El patronato del centro apostó por este nuevo servicio por ser la dolencia más común entre sus residentes. La ampliación del edificio sirvió para implantar cuatro espacios, la unidad de los residentes, la sala de estimulación multisensorial o el jardín de los sentidos. Las trabajadoras del establecimiento forman un equipo interdisciplinar y elaboran un plan estratégico desde una perspectiva preventiva y rehabilitadora para cada usuario. Ahora, dan un paso más y han adaptado las habitaciones.

"El alzhéimer es la demencia más prevalente en la actualidad, un problema sociosanitario que requiere abordarlo familiarmente y también desde el ámbito de la prestación del servicio en nuestra residencia. No existe tratamiento efectivo para paliar los efectos, y como esta situación se verá duplicada en los próximos años, hemos creado la Unidad de Atención de Cuidados Especializados de Alzhéimer", apunta la alcaldesa de Ejea, Teresa Ladrero. La capital cincovillesa está considerada, desde febrero de 2018, como ciudad solidaria con esta enfermedad.

"Es esencial una renovación constante, que esté adaptada a mejorar nuestros servicios, de ahí la inversión de 200.000 euros financiada por DGA y Adefo Cinco Villas", destaca Ladrero. Además de adaptar las habitaciones, también se renuevan las salas de la primera y segunda planta. El principal cambio está en las camas. Han escogido unas especializadas, con una anchura de 1,05 cm. Son más anchas que las actuales, articuladas e incorporan un motor eléctrico.

"Evitarán la aparición de lesiones por la falta de movilidad del enfermo y favorecen la prevención de otras. Además, se quedan a solo 19 centímetros del suelo, eliminando así todo tipo de barreras", remarca la gerente de la residencia. También se van a instalar sensores de movimiento conectados a teléfonos móviles para tener la información precisa del residente.

A la unidad se incorporan los pacientes que cumplen la ratio moderada y grave de la enfermedad. Los que están en la fase leve son atendidos en la parte general de las instalaciones. Por su parte, los muy graves se ubican en la Unidad de Cuidados Avanzados. De esta manera, y con el nuevo mobiliario, la residencia pasa de atender de manera especializada del 17% de sus usuarios con demencia a más del 70%.

Etiquetas
Comentarios