Zaragoza
Suscríbete

Todos los taxis de Zaragoza deberán admitir el pago con tarjeta de crédito desde el 1 de enero

Actualmente la mitad de los vehículos cuentan con un datáfono, aproximadamente. El perfil de quienes demandan este servicio es gente joven o que llega al aeropuerto o a la intermodal.

Antonio López Díez con un datáfono a las puertas de su taxi eléctrico
Antonio López Díez con un datáfono a las puertas de su taxi eléctrico
Oliver Duch

A más de un usuario le ha pasado. Se monta en un taxi, se da cuenta de que no lleva el dinero suficiente, pregunta si puede pagar con tarjeta de crédito... y acaba buscando un cajero ante la respuesta negativa del taxista. Sin embargo, esta situación no debería volver a pasar a partir del próximo 1 de enero. Desde esa fecha, todos los taxis de la ciudad deberán llevar un datáfono como los de los comercios o restaurantes para admitir el pago con tarjeta. Una medida que hace meses que se ha adoptado en Madrid y Barcelona, y que poco a poco va llegando al resto del país.

El pago de pequeñas compras con tarjeta se va generalizando, y cada vez son más los sitios donde lo admiten hasta para importes de unos pocos euros. En cuanto a los taxis, desde hace más de diez años que hay profesionales de Zaragoza que incorporan datáfono en sus vehículos. Poco a poco también se ha ido extendiendo su uso, y fuentes del sector calculan que ahora mismo lo tienen algo más de la mitad de los taxis, aproximadamente. El 1 de enero deberán llevarlo todos, como pactó el sector con el Ayuntamiento en el acuerdo que alcanzaron para que el Consistorio subvencionara la compra de taxis eléctricos.

Mariano Morón, presidente de la Asociación Provincial de Autotaxi de Zaragoza (Apatz), señala que aunque la facturación que entra procedente del datáfono aún es minoritaria, "cada día es mayor". El porcentaje de pagos que se hacen con tarjeta con respecto al total varía en función de los lugares que frecuenta cada taxista y del día, pero oscila entre el 10% y el 20%, por lo general.

El perfil más habitual de pagador con tarjeta de crédito es el de gente joven durante los fines de semana y el de profesionales que usan tarjeta de empresa, y que llegan a lugares como el aeropuerto de Zaragoza o la estación intermodal de Delicias. Así lo confirma Pedro José Mainar, que cuenta con un datáfono en su taxi desde hace seis años, y que calcula que factura "entre 250 y 300 euros al mes" con este mecanismo. Según señala, él será "de los perjudicados" por la obligatoriedad de llevar datáfono desde el 1 de enero, ya que ahora todos lo tendrán, por lo que perderá esos servicios en los que un usuario pide específicamente un taxi que admita el pago con tarjeta.

Román Terrer, otro taxista que ya tiene datáfono (en este caso desde hace dos años) destaca que el sistema "es muy cómodo". "Te evitas llevar tantos cambios, y eso reduce las posibilidades de robo", añade. Aunque apunta que hay días "que no se usa", en total calcula que la tarjeta concentra el 10% de los pagos. "Sobre todo, por los jóvenes que se van por ahí los fines de semana y las personas que tienen tarjeta de empresa", apunta.

Antonio López, por su parte, señala que tiene datáfono desde hace cinco años. Entonces "apenas se usaba", pero ahora "cada vez hay más clientes que lo piden". Cifra el porcentaje de negocio mediante el datáfono en torno al "20%", y coincide en que el cliente más habitual es el de "jóvenes y comerciales que van a Puerto Venecia".

Las comisiones de los bancos

La parte negativa de este sistema, para los taxistas, es la comisión que cobran los bancos por tener el aparato. Esta depende de cada entidad bancaria y del contrato que firmen con el cliente. Algunos tienen una tarifa plana que les permite usar sin límite el datáfono, a cambio de una cuota mensual de tres euros. Otros profesionales, en cambio, deben abonar a la entidad bancaria una comisión por cada operación, que suele rondar los diez céntimos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión