Despliega el menú
Zaragoza

Detenida la mujer que liberó gas pimienta en una sala de Urgencias del Miguel Servet

La Policía le imputa un delito de desórdenes públicos y otro de lesiones. Tras declarar en el juzgado quedó en libertad.

Puerta de Urgencias del hospital Miguel Servet, en Zaragoza.
Puerta de Urgencias del hospital Miguel Servet, en Zaragoza.
Oliver Duch

La Policía Nacional da por esclarecido el suceso que el pasado lunes obligó a desalojar parte de la zona de Urgencias del hospital Miguel Servetdurante más de 45 minutos por la presencia de un producto químico irritante.

Según informaron este sábado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, los investigadores detuvieron el viernes a una mujer como presunta autora de los hechos y le imputan un delito de desórdenes públicos y otro de lesiones. Además, se está investigando a otros tres individuos (cuya identidad no ha trascendido) por los mismos delitos, de acuerdo con fuentes oficiales.

A última hora del viernes, la Policía puso a disposición judicial a la detenida, que es vecina de Zaragoza, responde a las iniciales T. V. y tiene 33 años. La titular del Juzgado de Instrucción número 10 de Zaragoza, en funciones de guardia, tomó declaración a la investigada y puso ante sí las pruebas que había recopilado la Policía.

Según ha podido saber este diario, la detenida reconoció que estuvo en Urgencias el lunes pero negó los hechos que se le atribuían. La jueza consideró que no había pruebas suficientes de la autoría de los hechos y decidió poner a la detenida en libertad sin fianza.

Los hechos

La normalidad en los pasillos de Urgencias del Servet se vio quebrada el pasado lunes poco después de las 14.00. Un centenar de personas, entre trabajadores sanitarios y enfermos que esperaban para ser atendidos, permanecía en la sala de Traumatología cuando empezaron sentir molestias como picores intensos en los ojos y en la garganta y tos aguda.

El personal del centro sanitario relacionó estos síntomas con la presencia de algún producto químico irritante. Ante el peligro de que las patologías de los pacientes se vieran agravadas por la sustancia y, sobre todo, porque desconocían el origen de la misma, los trabajadores decidieron desalojar esta zona del centro.

Los enfermos fueron trasladados a otras alas del hospital y se precintaron la sala y los pasillos de Trauma para proceder a su ventilación.El desalojo, unido a las molestias que sufrió parte del personal asistencial, hicieron que el servicio de Urgencias quedara interrumpido durante unos 45 minutos, según la Policía.

Avisadas por la gerencia del hospital, varias patrullas de la Jefatura Superior se personaron en el Miguel Servet para tomar evidencias que sirvieran para esclarecer los hechos, porque las sospechas de que había sido una acción deliberada cobraron fuerza desde el primer momento.

En este sentido, fuentes policiales destacaron que la colaboración de los médicos, enfermeros y otro personal del hospital, así como de los vigilantes de seguridad del mismo, fue fundamental para localizar a varias personas como posibles autoras de la alteración del orden.

Un aerosol de gas pimienta

Durante los días posteriores al suceso, los investigadores de la Policía Nacional tomaron declaración a varios testigos que estaban en Urgencias cuando se produjeron los hechos, para poder esclarecer qué había pasado y quién era el responsable de unos hechos que afortunadamente se quedaron en un susto.

Paralelamente, los análisis realizados por los investigadores determinaron que la sustancia que se había liberado en el complejo hospitalario fue un aerosol de los denominados ‘de pimienta’. Los botes en los que suele comercializar esta sustancia son lo suficientemente pequeños para transportarlos o disimularlos en un bolsillo o un bolso.

Etiquetas
Comentarios