Zaragoza

Heraldo Saludable

El primer colegio público de Zaragoza con desfibrilador

El colegio Vadorrey ha instalado este aparato, tras una campaña de las familias y el centro. Hay más de 400 fuera de centros sanitarios.

Curso de formación para manejo del desfibrilador, este jueves en el colegio Vadorrey.
AMPA Vadorrey Les Allées

El colegio Vadorrey de Zaragoza está de celebración esta semana: tras varios meses de trabajo conjunto entre las familias y el centro, acaban de instalar un desfibrilador. Es el primer colegio público de Zaragoza que cuenta con este aparato (fundamental para poder salvar la vida en caso de parada cardiaca) y sufragado íntegramente por la comunidad escolar.

La asociación de padres y madres de este colegio inició el año pasado una campaña para convertirse en un "centro cardioprotegido". Han organizado colectas, subastas, fiestas y otras iniciativas para recaudar el dinero necesario. Han conseguido más de 1.500 euros, con el que han comprado el desfibrilador y han pagado la formación necesaria para que 12 personas reciban la acreditación oficial para su uso.

El desfibrilador ya está instalado: en el baño de chicas, un lugar accesible, que siempre está abierto, también durante la realización de extraescolares. Y doce personas han realizado la formación esta semana, con un curso de la asociación Cuidae. En este grupo está el equipo directivo, profesores, padres, personal del comedor y de las extraescolares.

"Estamos muy agradecidos y muy orgullosos de nuestra comunidad escolar, nuestro barrio y todas las personas que nos han apoyado. Tener un desfibrilador en el colegio era un proyecto ilusionante con el fin de poder salvar vidas. Nos gustaría que esta iniciativa se extendiera a más centros y que la Administración colaborara en su mantenimiento", afirma Carlos Origüen, vicepresidente de la asociación de padres y madres. El mantenimiento del desfibrilador y la formación del personal acreditado tiene un coste de unos 300 euros al año.

Más de 400 desfibriladores en Aragón

En Aragón no hay una norma que obligue a tener desfibriladores fuera de los centros sanitarios, pero cada vez se están instalando más, financiados por administraciones públicas o entidades privadas. Según el último listado oficial del Gobierno de Aragón, en la comunidad hay más de 400 aparatos fuera de hospitales y centros de salud: 234 en Zaragoza, 84 en Huesca y 85 en Teruel. Todos deben contar con personal formado y acreditado para su uso.

Hay desfibriladores en clubes deportivos, empresas, centros comerciales, residencias de ancianos, hoteles, museos, oficinas públicas y, cada vez más, en centros escolares. El colegio público de Quinto cuenta con uno desde hace dos cursos. Y varios institutos y colegios concertados de Zaragoza también tienen: IES Avempace, IES Corona de Aragón, La Salle Franciscanas, Corazonistas, Salesianos, Maristas, Cristo Rey, Condes de Aragón, Fundación San Valero. Así como la Universidad de Zaragoza y la Universidad San Jorge.

Etiquetas
Comentarios