Zaragoza

Comienza el juicio al hombre que acuchilló a su expareja delante de su hijo

El fiscal pide 26 años de prisión por el delito de asesinato con agravante de parentesco e indemnizaciones por 200.000 euros.

Audiencia Provincial de Zaragoza.
El juicio se celebrará en la Audiencia Provincial de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Un tribunal popular juzgará desde hoy en la Audiencia de Zaragoza a un hombre que se enfrenta a una petición fiscal de 26 años de prisión como presunto responsable del asesinato a cuchilladas de su expareja en un punto de encuentro de la capital aragonesa y ante el hijo menor de ambos.

Los hechos tuvieron lugar el 10 de julio de 2016 en el portal del punto de encuentro de Zaragoza donde el procesado debía recoger al niño, de 6 años en esos momentos, para pasar la tarde con él.

En su escrito de acusación, el ministerio público relata que el acusado, disconforme con el acuerdo de custodia, fue a comprar unos cuchillos horas antes de recoger a su hijo, y aguardó la llegada de su mujer en la escalera del inmueble del punto de encuentro.

El fiscal, para quien la compra de los cuchillos se hizo con la "evidente intención" de acabar con la vida de la mujer, señala que el presunto asesino, de nacionalidad rumana, se acercó a su expareja para insistir en la relación de ambos, y finalmente la acuchilló con fuerza en el abdomen.

La víctima, apuñalada en cinco ocasiones más, la última en el cuello, logró salir hasta la calle seguida de su hijo, que gritaba "mamá, mamá", pero a pesar de la ayuda recibida falleció horas más tarde en el hospital ya que, según la fiscalía, "cada una de las heridas era mortal de necesidad".

El procesado, añade el relato, trató posteriormente de quitarse la vida infiriéndose heridas en cuello y abdomen, aunque fue dado de alta tres semanas después.

El fiscal, que subraya que el acusado no tenía alteradas sus facultades mentales, pide veinticinco años por el delito de asesinato con la agravante de parentesco y de un año más por quebrantamiento de condena con reincidencia, debido a que en 2015 fue condenado por maltrato a su expareja.

Además, solicita una prohibición de acercamiento al menor, actualmente con sus abuelos maternos en Rumanía, durante treinta años, y pide indemnizaciones para los familiares de la víctima por 200.000 euros.

El representante de la acusación particular relata los hechos como la fiscalía pero eleva la petición de condena a treinta años por asesinato y a uno más por quebrantamiento de medidas cautelares, y reclama indemnizaciones por 365.000 euros.

El Gobierno de Aragón, que ostenta la acción civil en la causa, reclama a su vez la misma condena y petición de indemnización que la fiscalía.

Por su parte, el letrado de la defensa admite el relato de hechos de las acusaciones y la existencia de un presunto delito de homicidio, aunque solicita la libre absolución de su cliente tras solicitar la aplicación de una eximente completa por trastorno mental transitorio ya que el acusado "no recuerda los hechos".

Considera, además, que no existe un delito de quebrantamiento de medidas cautelares porque el encuentro entre el agresor y su víctima "no fue buscado", al existir la posibilidad de coincidir al mismo tiempo en el punto de encuentro.

Etiquetas
Comentarios