Despliega el menú
Zaragoza

El Ayuntamiento estudia crear aparcamientos específicos en las aceras para bicis y patinetes

La normativa que prepara ZEC busca ordenar el uso del espacio público ante el auge de estos vehículos. Otras cuatro empresas muestran su interés por operar en Zaragoza.

Patinetes de Lime (verde) y Koko (naranja), en el paseo de la Independencia
El Ayuntamiento estudia crear aparcamientos específicos en las aceras para bicis y patinetes
Guillermo Mestre

El Ayuntamiento de Zaragoza estudia crear aparcamientos específicos en las aceras para bicicletas y patinetes eléctricos ante el auge de la movilidad compartida en la ciudad. La proliferación de estos vehículos sin orden ni control en espacios reservados para los peatones está despertando críticas por parte de vecinos y colectivos como la ONCE, y el gobierno de ZEC ha tomado nota para poner coto al uso del espacio público por parte las empresas que han desembarcado en la capital aragonesa en las últimas semanas.

En concreto, el Consistorio prepara dos nuevas normativas: una para regular la circulación de estos vehículos, y otra para hacer lo propio con el uso de la vía pública. Tal y como reconoció la propia concejal de Movilidad, Teresa Artigas, esta última tardará todavía varios meses en llegar, y servirá para ordenar la llegada de iniciativas del sector que hasta ahora se están afincando libremente en las calles zaragozanas, como es el caso de los patinetes eléctricos de Lime y de Koko, las motos de Muving o las bicicletas de Mobike.

El Ayuntamiento se debate entre diferentes modelos de control, que van desde limitar el número de vehículos que cada empresa puede desplegar, hasta cobrar una tasa por el uso lucrativo de las calles. En cualquier caso, parece claro que el gobierno municipal quiere acabar con las molestias que causan algunos usuarios al aparcar los patinetes en lugares poco apropiados, como en el centro de aceras de poca anchura, o junto a pasos de peatones.

Los técnicos todavía trabajan en los detalles de esta propuesta, pero parece que se asimilará a modelos ya utilizados en otras ciudades de Europa, donde se acotan zonas específicas sobre las aceras y estructuras metálicas similares a los aparcabicis para apoyar los patinetes.

A la espera de la DGT

Paralelamente, el Consistorio trabaja en la normativa de circulación de patinetes eléctricos y similares, ya que la actual regulación municipal solo contempla el uso de estos vehículos pero sin motor. Inicialmente su puesta en marcha iba a ser cuestión de "semanas", en palabras de Artigas, pero parece que su aprobación se retrasará un tiempo por las limitaciones de personal y, sobre todo, tras el anuncio que hizo esta semana la Dirección General de Tráfico de tomar cartas en el asunto.

Fuentes municipales aseguran que se esperará a ver estas directrices para ultimar la nueva ordenanza, que además contará con algunos de los criterios utilizados en otras ciudades como Madrid y Barcelona, donde se ha delimitado la circulación de estos vehículos o la edad mínima para su uso, entre otros. Mientras tanto, Zaragoza se ha convertido en objeto de deseo de las empresas de movilidad compartida. Según ha podido saber este periódico, cuatro compañías se han interesado en desembarcar en la capital aragonesa, entre las que se encuentran servicios de bicicletas, motos e incluso coches de movilidad compartida.

Etiquetas
Comentarios