Despliega el menú
Zaragoza

El partido del Zaragoza y el concierto de Bisbal saturan aún más el servicio del tranvía

Las frecuencias durante la huelga alcanzan los 16 minutos y los convoyes en dirección al sur de la ciudad llegan tan llenos que muchos viajeros se quedan fuera.

El tranvía, este lunes, en la parada de la plaza de España.
El tranvía, este lunes, en la parada de la plaza de España.
José Miguel Marco

Partido del Real Zaragoza en La Romareda a las 21.00. Concierto de David Bisbal en Valdespartera a las 21.30. Y todo, en pleno horario de huelga del tranvía. El panorama este lunes por la noche no animaba a moverse en dirección a los barrios del sur de Zaragoza. Porque ese cúmulo de circunstancias se dejó sentir.

A partir de las 20.00, los convoyes del tranvía jan comenzado a llegar a las paradas muy saturados. Tanto, que muchos de los viajeros que esperaban en el andén han tenido que desistir y esperar al siguiente. O descartar el viaje y caminar.

"¿Tú has visto cómo vienen? Es que ni lo intento. No me espero al siguiente, me voy andando", explicaba Ángela Navarro, que regresaba a casa después del trabajo.

Quienes querían subir al tranvía con una sillita de bebé también lo tenían aún más difícil. No es que estuviera a rebosar la zona destinada a carritos y sillas de ruedas, es que era imposible atravesar la multitud que abarrotaba el vagón para llegar hasta allí. "Vamos a las ferias, pero es imposible entrar así", se lamentaba Cristina Miranda, que llevaba en la silla a su hijo Dylan, de 14 meses y ha tenido que dejar escapar un convoy antes de poder entrar en el siguiente tranvía.

Frecuencias irregulares

No obstante, lo irregular de las frecuencias ha servido para aliviar algo la situación. A un convoy que tardaba 16 minutos en llegar, le seguía otro que estaba en la parada en apenas 4 minutos y en el que era fácil hacerse hueco. Entre unos y otros, nadie ha tenido que esperar más de dos tranvías para poder entrar en uno. Eso sí, hay quien se ha pasado 20 minutos aguardando.

Y no fue el peor día. Según coinciden todos los usuarios consultados, la jornada en la que más se notó la huelga fue la del pasado viernes. A partir de ahí, el fin de semana fue más tranquilo. Aunque este lunes, coincidiendo con el fútbol y el concierto, los problemas se han dejado sentir de nuevo.

La huelga de los conductores continuará este martes y lo hará –salvo un de momento poco posible acuerdo entre trabajadores y empresa– hasta el sábado 13, con excepción del 12, día del Pilar. Afecta al servicio siete horas al día, de 11.00 a 14.30 y de 18.30 a 22.00. Por las mañanas, los servicios mínimos decretados por el Ayuntamiento obligan a que salgan al menos uno de cada dos tranvías previstos. Por las tardes, deben hacerlo al menos dos de cada tres.

Etiquetas
Comentarios