Zaragoza

Los patinetes eléctricos de alquiler de Lime llegarán el lunes a Zaragoza

La empresa estadounidense dejará decenas de patines en las calles de Zaragoza. Este servicio se suma a Koko y Mobike en la oferta de movilidad compartida sin estaciones.

Lime ya ha delimitado la zona de Zaragoza en la que se desplegará

Bizi, Muving, Koko, Mobike... y ahora Lime. La movilidad compartida parece imparable y, a la espera de que el Ayuntamiento de Zaragoza regule este tipo de servicios, la empresa estadounidense tiene previsto desplegar su flota de patinetes eléctricos -que fue expulsada de Valencia-  por las calles de la capital aragonesa el próximo lunes.

Los patines de Lime se deslizan ya por decenas de ciudades de todo el mundo y funcionan igual que el resto de vehículos de movilidad compartida y sin estaciones desplegados hasta ahora en Zaragoza: el usuario se descarga la app de Lime, busca en un mapa el patinete más cercano, escanea un código con la cámara, lo desbloquea, realiza el trayecto, estaciona "de manera responsable" y vuelve a bloquear el vehículo. Su velocidad máxima es de 25 kilómetros por hora y su autonomía de unos 50 kilómetros.

Lime es una multinacional norteamericana que opera patinetes de alquiler por viaje en todo el mundo -también cuenta con bicicletas eléctricas y tradicionales- y  saltó a los medios de comunicación cuando el Ayuntamiento de Valencia comenzó a retirar sus patines de las calles, al no haber solicitado la compañía ningún permiso para su expansión por la capital del Turia.

Este no ha sido el caso de Zaragoza, la tercera ciudad donde se asientan. Fuentes municipales han confirmado a Heraldo.es que Lime sí que se ha puesto en contacto con el Consistorio antes de empezar las operaciones de despliegue de su flota de vehículos compartidos. No se espera, por lo tanto, que tenga ninguna traba municipal para ejercer su negocio en la ciudad, al menos mientras no haya una normativa específica. "El Ayuntamiento de Zaragoza ha sido muy receptivo con nosotros", aseguraba Alvaro Salvat, General Manager de Lime en España.

¿Cuántos son y cuánto cuesta usar un patinete de Lime?

Lime no ha querido revelar cuántos patinetes desplegará en Zaragoza, aunque asegura que serán los "suficientes" y podrían rondar el centenar de unidades.

Las tarifas de Lime son similares a las de otros vehículos eléctricos de alquiler. La empresa cobra 15 céntimos el minuto a lo que hay que sumar un euro por el desbloqueo del patín a modo 'bajada de bandera'. Esto supone un euro más en cada viaje que su competidor directo Koko.

Salvat asegura que Lime busca diferenciarse con la calidad del servicio y que será la experiencia de usuario la que al final hará que los zaragozanos se decidan por una u otra marca.

Los patinetes eléctricos de alquiler de Lime también se despliegan en Zaragoza

Zaragoza ya aparece en el mapa de la 'app' de LimeLa aplicación móvil de Lime cuenta con un 'monedero' que se recarga asociándole una tarjeta de crédito. En la 'app' se ofrecen también promociones que regalan 1 euro por cada 20 euros recargados o 3 por cada 50. Estas empresas suelen realizar descuentos y ofertas cuando lanzan su servicio en una nueva ciudad, Koko ofrecía el primer viaje gratis. En el caso de Lime, se puede obtener tres euros de saldo recomendando la 'app' a un amigo.

Un nuevo modelo de movilidad a la espera de regulación

Este nuevo medio de transporte convivirá con otros servicios de alquiler por trayecto. Zaragoza cuenta con motos, bicis y patinetes, que ya han despertado la curiosidad y también las suspicacias de los zaragozanos que se preguntan cuestiones como: por dónde pueden circular los patinetes, dónde deben ser aparcados estos vehículos o si pagan algún tipo de tasa municipal por ocupar la vía pública.

Lime llega a Zaragoza

Aunque no es obligatorio, en sus imágenes promocionales, Lime recomienda el uso de casco para circular.Por el momento, la ciudad carece de una normativa específica que regule la circulación de los patines y la implantación de los servicios de movilidad compartida de alquiler por trayecto. Sin embargo el Ayuntamiento trabaja desde hace tiempo por cubrir este vació legal.

Por un lado, el Consistorio espera actualizar pronto la ordenanza de movilidad para regular los Vehículos de Movilidad Personal (MVP) -categoría en la que se incluyen los patinetes eléctricos- y determinar por dónde pueden circular. Se prevé que el uso de los MVP se circunscriba a los carriles bici, el problema es por dónde deben circular cuando está posibilidad no exista.

Ante la ausencia de carril bici, el Ayuntamiento baraja varias opciones, entre las que se encontraría que los patinetes pudieran convivir con los peatones reduciendo la velocidad -como ocurre de facto hasta ahora-; que los MVP apagaran el motor cuando circularan por las aceras; o que bajaran a la calzada en vías pacificadas y zonas 30 como ya ocurre con las bicis.

Tasas y problemas de aparcamiento

Otro frente abierto es el de la regulación del negocio de los vehículos de movilidad compartida. El Ayuntamiento de Zaragoza ya anunció recientemente que estudiaba imponer tasas por la ocupación del espacio público a las empresas de movilidad compartida.

Desde Lime se mostraron receptivos a cualquier regulación e incluso al pago de las tasas. "Nosotros estamos dispuestos a pagar, entendemos que si la ciudad cede un espacio reciba a cambio un dinero, siempre que sea una propuesta razonable", explicaba Álvaro Salvat, General Manager de Lime en España.

Aunque la concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, no concretó cuándo se aprobará el nuevo marco normativo, adelantó que se estudian dos alternativas: limitar el número de vehículos como se ha hecho en Barcelona o sacar una licitación pública siguiendo el ejemplo de Madrid.

El hecho de imponer o no tasas es "un debate abierto" que dependerá, sobre todo, del modelo que se elija. No obstante, la implantación ‘a coste cero’ de empresas como Mobike, Koko o Muving ha despertado recelos, ya que el sector del taxi y la empresa que gestiona el Bizi sí pagan por ocupar la vía pública.

Lime llega a Zaragoza

Por el momento la normativa no indica específicamente dónde aparcar.El Consistorio también deberá delimitar en qué lugares pueden 'aparcar' estos nuevos vehículos y si comparten los mismos espacios con los patinetes, bicis y motos particulares.

Una vez esté en marcha la normativa, queda la duda de quién pagaría la multa en el caso de hacer un mal uso del vehículo o aparcarlo en un lugar prohibido, desde Lime lo tienen claro y sería el infractor quién tendría que correr con el coste de la multa.

La oferta de movilidad en Zaragoza se amplia cada día a la espera de normativa que la regule. Por el momento, hay miles de bicis, cientos de motos y decenas de patinetes esperando en las aceras para ser usados por los zaragozanos, y es probable que pronto veamos coches eléctricos de alquiler.

Enlaces de descarga:
Aplicación de Lime para sistema operativo Android

Aplicación de Lime para sistema operativo iOS (iPhone)

Etiquetas
Comentarios