Zaragoza

Monreal de Ariza recibe 633.000 euros de Fomento para evitar que se caiga su iglesia

El templo románico lleva cerrado más de 57 años y su interior está apuntalado

Los andamios sostienen desde hace años parte de la estructura de este templo románico declarado Bien de Interés Cultural.
Macipe

La iglesia románica de Nuestra Señora de la Asunción de Monreal de Ariza, cerrada desde hace más de 57 años, está apuntalada con grandes andamios y en su interior se amontonan los escombros. Declarada Bien de Interés Cultural es uno de los únicos templos románicos de la zona pero, a pesar de su importancia histórica y artística, lleva décadas deteriorándose hasta tal punto que, en 2008, pasó a engrosar la lista roja del patrimonio que elabora Hispania Nostra y que alerta de aquellos edificios que sufren riesgo de desplome. La suerte de este edificio, fechado entre los siglos XII y XIII y ampliado en el XVII, cambiará a partir de ahora gracias a una ayuda que ha concedido el Ministerio de Fomento para su consolidación.

Este era el reto que perseguía desde hace tiempo la alcaldesa, Ángeles Lozano:"Me presenté a la alcaldía en las últimas elecciones con el principal objetivo de arreglar la iglesia, que es la única en ruinas de la provincia". Y, para alcanzar esa meta, ha solicitado la implicación de todas las Administraciones. El proyecto se incluyó en los Presupuestos Generales del Estado del presente ejercicio. Fomento hacer frente a esa cantidad inicial". "Espero –adelantó– que a partir de ahora podamos recibir otras subvenciones para restaurar los retablha concedido 633.705,47 euros para esta primera fase de emergencia: "Evidentemente desde el Ayuntamiento no hubiéramos podidoos y el órgano, que fue construido por el que se encargó de los instrumentos de las catedrales de Toledo y Sigüenza".

Las obras comenzaron este martes: "El 25 de septiembre de 2018 es a partir de ahora una fecha muy especial para mí, que no olvidaré, porque teníamos muchas ganas de que llegara este momento". La alcaldesa aseguró: "Veíamos que la iglesia se nos caía a pasos agigantados, porque sufría desplomes en su interior, sobre todo cuando llovía". Su estado actual supone un serio peligro para los vecinos, ya que está ubicada en una colina con viviendas debajo. El inmueble se dejó de usar hace más de 57 años y, en su lugar, se levantó una nueva iglesia, que guarda los bienes que se conservan de la original.

La iglesia forma parte del conjunto del castillo: "Cuando llegué a la alcaldía me encontré con la sorpresa de que la fortaleza sí estaba declarada BIC, pero el castillo no". Así que esta fue una de sus reivindicaciones. Finalmente, la DGA aprobó esta figura de protección en 2016. "La gente está muy emocionada con esta actuación, porque es la iglesia parroquial del pueblo y porque todos llegamos a pensar que se iba a terminar hundiendo", apuntó la responsable local.

La ayuda de Fomento es, sin embargo, la primera de las muchas que necesita este templo románico para evitar su desaparición: "Hay que contar con la colaboración de todas las instituciones". Por otra parte, el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE) está trabajando ya en el castillo de esta localidad de la Comunidad de Calatayud. La institución aporta más de un millón de euros para obras de restauración y consolidación en su torre del homenaje y en su segundo recinto. La alcaldesa agradeció el apoyo de los Ministerios de Fomento y Cultura para recuperar el patrimonio local.

Etiquetas
Comentarios