Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

El Ayuntamiento de Zaragoza recurre 800 recibos del ICA pero envía los datos de 2017

La DGA tiene ya vía libre para girar las nuevas facturas a la vuelta del verano.

Santisteve, durante la cadena humana contra el ICA convocada por la Red de Agua Pública.
El Ayuntamiento de Zaragoza recurre 800 recibos del ICA pero envía los datos de 2017
Toni Galán

El Ayuntamiento de Zaragoza ha enviado ya al Gobierno de Aragón los datos del padrón municipal necesarios para que el Instituto Aragonés del Agua (IAA) empiece a girar los recibos del polémico Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA) de 2017 a la vuelta del verano. Pero lejos de rebajar su oposición, ha decidido recurrir más de 800 facturas de 2016. Son aquellas que corresponden a las instalaciones municipales cedidas a terceros.

Aunque el IAA insiste en que el sujeto pasivo "es siempre el abonado", Zaragoza en Común (ZEC) parece no compartir este criterio. En su día se negó a enviar estos datos al Gobierno de Aragón pese a requerírselo por escrito y ahora ha optado por ir un paso más allá, una decisión que evidencia las discrepancias entre los comunes y el Pignatelli. Fuentes del área de Economía confirman que el Consistorio "seguirá recurriendo hasta que un juez diga lo contrario" y que el envío de las lecturas de 2017 obedece únicamente "al cumplimiento de la ley", que el gobierno municipal respetará "guste o no guste".

El propio concejal de Economía, Fernando Rivarés, aseguró recientemente que el Ayuntamiento acudirá a los tribunales en caso de que la DGA desestime sus recursos como ya hizo con los más de 40.000 que se presentaron a nivel particular.

En lo que respecta al envío de datos, ZEC sí parece haber cambiado de estrategia. En 2017, el Ejecutivo autonómico tuvo que enviar un requerimiento a la plaza del Pilar tras la negativa del gobierno de Santisteve. El Ayuntamiento no actuó hasta el mismo día en que expiraba el plazo. Esta vez, en cambio, ha enviado los datos del padrón "a tiempo". Lo confirman fuentes del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad. Aseguran que ZEC "también ha enviado las lecturas de los edificios que gestiona directamente el Ayuntamiento". Sin embargo, la postura del área de Economía hace ver que las instalaciones gestionadas por terceros seguirán generando controversia.

Mención aparte merecen los propios datos. Tras el error que hizo que la DGA cobrara de más a decenas de hogares de Zaragoza, se espera que, una vez corregidas las incidencias, no haya más errores. No obstante, desde Desarrollo Rural recuerdan que "es el Ayuntamiento" quien tiene la obligación de depurarlos.

Los más de 360.000 recibos de 2017 comenzarán a girarse en Zaragoza prácticamente un año después que los de 2016, pero habrá cambios. La bonificación, que en esta ocasión ha sido del 70%, se reducirá al 60%.

También se prevé que las facturas se notifiquen a través del Boletín Oficial de Aragón (BOA) y no por carta como ha ocurrido esta campaña, que mantiene un elevado número de impagos. Pese a haber enviado los datos del padrón, el Ayuntamiento sigue lejos de alcanzar un acuerdo con la DGA, un requisito ‘sine qua non’ impuesto por Lambán para convocar la bilateral. Aunque estaba previsto que las partes se reunieran este mes, fuentes del Consistorio y de la DGA confirman que la negociación no avanza.

Posturas enfrentadas

El Ejecutivo autonómico da a ZEC dos opciones: ceder todas sus competencias en materia de depuración y conseguir un ahorro de hasta el 20% o gestionar directamente el ICA a cambio de entre dos de entre dos y cuatro millones de euros para obras.

Pero el propio Santisteve, aseguró durante la cadena humana convocada a principios de mes por la Red de Agua Pública de Aragón (RAPA) que antes de sentarse a hablar habría que abordar otros asuntos previos como la deuda del tranvía, el sellado del vertedero de Torrecilla o los usos de los antiguos juzgados de la plaza del Pilar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión