Despliega el menú
Zaragoza

Las asociaciones del Casco se unen contra la suciedad y la saturación

Las asociaciones vecinales Lanuza-Casco Histórico y Parque Bruil-San Agustín comparten reivindicaciones y están dispuestas a trasladárselas a todos los grupos políticos para conseguir soluciones.

Reunión de las asociaciones vecinales Lanuza-Casco Histórico y Parque Bruil-San Agustín
La falta de limpieza y las zonas saturadas inquietan en el Casco
CHA Zaragoza

Las asociaciones vecinales del Casco Histórico (Lanuza-Casco Histórico y Parque Bruil-San Agustín) han unido fuerzas para recoger sus reivindicaciones actuales y trasladárselas a las autoridades. Leticia Crespo y Carmen Alloza, de CHA, fueron las últimas en escucharles hace unos días, algo que los vecinos “agradecemos mucho, siempre estamos dispuestos a explicar todo lo que comentamos en la Junta de Distrito, estamos abiertos a hablar con todos los grupos políticos para alcanzar soluciones”, cuenta Carmen Turégano, presidenta de la AVV Parque Bruil-San Agustín.

La falta de limpieza es, según los residentes de la zona, “el mayor problema que arrastramos”. Turégano destaca la situación de la plaza Tenerías, que presenta “un estado lamentable”. Los vecinos cuentan que “hay gente que está allí habitualmente y provoca bastantes problemas; debemos tener en cuenta que es una zona de paso de los niños que van al colegio”. Desde la AVV Parque Bruil-San Agustín han puesto en marcha una campaña para revitalizarla de la mano del Plan Integral del Casco Histórico (PICH) y El Obrador de Ideas.

Su objetivo es convertirla en ‘La plaza de la alegría’ y recuperarla para el disfrute de todo el barrio. A principios de mes, programaron actividades con cabezudos y La Mercerón y amigos, y el próximo jueves 21, a las 17.00, habrá un espectáculo de fusión y danza. Como medida para acabar con los problemas que allí se viven los vecinos también proponen que haya más presencia policial: “Con que dieran la vuelta por la calle Alonso V, la plaza Tenerías y la calle Rebolería de vez en cuando para controlar bastaría”, considera la presidenta de la asociación vecinal.

En el barrio también batallan a diario por la falta de plazas de aparcamiento, por eso los vecinos solicitan que se tomen las medidas oportunas para que se abra el parquin subterráneo de la Escuela Infantil del Parque Bruil, actualmente paralizado. Se trata de un espacio diáfano que salió a concurso para proceder a la construcción del aparcamiento, pero “había que hacer una inversión bastante grande y ninguna empresa se quiso hacer cargo”, recuerda Turégano. Los vecinos dicen que la necesidad de que se ponga en funcionamiento “ya es imperiosa”, por eso solicitan que se adopten otros métodos “para que se pueda invertir un dinero en su construcción”.

En la última reunión con CHA, el colectivo vecinal manifestó su malestar por “una petición que reivindicamos constantemente, también en los presupuestos participativos, y que nunca sale”. Se trata de la zona infantil de la plaza Tauste, que tiene el suelo de arena. La asociación denuncia que “la arena se les mete a los niños por todos los lados, y por si fuera poca la incomodidad, está sucísima”. Hay vecinos que recalcan que “hemos visto a perros hacer sus necesidades allí,  porque la zona infantil está sin delimitar claramente”, y proponen que la arena se sustituya por el suelo de caucho que hay instalado en gran parte de las zonas infantiles de la ciudad.

El Servicio de Parque y Jardines rechaza esta propuesta porque, según argumenta, “no se considera apropiada la remodelación de la zona sustituyendo el pavimento amortiguador existente (arena compactable) por caucho”. Añade que la arena es “uno de los mejores pavimentos amortiguadores permitidos por la normativa”, y que la sustitución también implicaría cambiar los elementos de juego, debido a que los anclajes no son los mismos para arena que para caucho.

Desde la AVV Lanuza-Casco Histórico sostienen que su mayor reivindicación, además de acabar con la falta de limpieza y el ruido (principalmente en horario nocturno), es regular las zonas saturadas. El pasado jueves 14 tuvo lugar un encuentro entre autoridades y vecinos en torno a la Mesa de Zonas Saturadas del distrito para debatir sobre el ocio recreativo y el descanso. Pedro Martínez, presidente de la plataforma Escuela y Despensa, muy viva en el Casco, explica que la pretensión de la Mesa es convertirse en “el verdadero corazón del trabajo que hay que hacer en el entorno de las 15 zonas saturadas que hay en Zaragoza y por las que nadie da soluciones”.

Entre las propuestas que se esbozaron en el encuentro se encuentran reclamar aportaciones presupuestarias inmediatas para acometer actuaciones sobre el ruido, su seguimiento y control; solicitar a la DGA y a la Policía Local su presencia en la Mesa, revisar las ordenanzas para que recojan la realidad actual de los cafés y bares, e involucrar al PICH en la financiación de campañas y acciones de educación y sensibilización y en la creación de un sello de responsabilidad ciudadana.

Etiquetas
Comentarios