Despliega el menú
Zaragoza

Detenido por una falsa amenaza que ha obligado a desalojar bares y viviendas en el centro de Zaragoza

Ha ocurrido en la calle Heroísmo. Se trata de un vecino de la propia calle del Casco Histórico, según han informado fuentes de la Policía Nacional.

Falso aviso de bomba en la calle Heroísmo de Zaragoza
Falso aviso de bomba en la calle Heroísmo de Zaragoza
Toni Galán

La Policía Nacional ha detenido este sábado a un hombre que a última hora de la mañana ha realizado una llamada a los servicios de emergencia alertando de una falsa amenaza de bomba en el número 22 de la calle del Heroísmo. El aviso ha obligado a desalojar varios bares y viviendas de esta zona del barrio de La Magdalena.

El detenido es I. A. D. C., de 32 años, y según han informado fuentes policiales es vecino del bloque de viviendas colindante al 22. La investigación de la llamada que ha realizado minutos después de las 13.30 a la central del 112 dando el falso aviso ha posibilitado su arresto, según han precisado las mismas fuentes.

La amenaza ficticia ha obligado a poner en marcha un protocolo de seguridad pública que contempla la movilización de los Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax), Guías Caninos y la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), entre otras unidades de la Policía Nacional. Más de una decena de policías nacionales, y varios más de la Policía Local, se han desplazado hasta esta zona del Casco Histórico para comprobar sobre el terreno la veracidad de la amenaza y, siguiendo el protocolo, han procedido al desalojo de una panadería, cuatro bares y de los vecinos de los números 22 y 24-26 de Heroísmo hacia las 14.00.

Susto en la calle Heroísmo tras el aviso de una falsa amenaza de bomba

Todos han permanecido fuera de sus casas durante casi dos horas hasta que los Tedax y los perros especialistas (que han comprobado la zona hasta en tres ocasiones) han determinado que no había peligro en la zona. La normalidad ha quedado restablecida hacia las 16.00, cuando se ha retirado el dispositivo policial y los vecinos han podido volver a sus casas. Los bares también han reabierto al público a esa hora, pero todos los hosteleros se han quejado de que han perdido dos horas, las del vermú y la primera tanda de comidas, preciosas para sus negocios.

El detenido está siendo investigado por ser el presunto autor de un delito de desórdenes públicos al que se podría añadir otro de amenazas. Ha ingresado en los calabozos de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, donde será interrogado, y es previsible que este domingo sea puesto a disposición del juzgado de guardia para declarar. Fuentes policiales creen que la llamada y la alteración del orden público que quiso provocar el detenido puede obedecer a antiguas desavenencias vecinales en el bloque del número 22, donde el arrestado residió hace algún tiempo.

Etiquetas
Comentarios