Zaragoza
Suscríbete por 1€

La Audiencia juzgará en junio al acusado por la brutal paliza al atleta Iván Ramírez

La Fiscalía pide 12 años de cárcel para Iván K.  S. por lesiones agravadas y un delito de omisión del deber de socorro, pero la familia de la víctima propone una condena mayor: 14 años por tentativa de asesinato.

Ramírez, con gorro, entre Brocate y Campoy, en el pueblo viejo de Belchite.
Ramírez, con gorro, entre Brocate y Campoy, en el pueblo viejo de Belchite.

La Audiencia de Zaragoza juzgará los días 12 y 13 junio al joven Iván K. S., para el que la Fiscalía pide 12 años de cárcel por las gravísimas lesiones y secuelas que causó al atleta andorrano Iván Ramírez el 7 de octubre de 2016 en Ejea de los Caballeros. La acusación particular va incluso más allá, ya que atribuye al encausado un delito de asesinato en grado de tentativa y solicita una condena de 14 años. En el banquillo se sentará también Aleks T., primo del agresor, que se enfrenta a una multa de 3.600 euros por omisión de socorro, ya que fue testigo de la paliza y no avisó a los servicios sanitarios.

Como consecuencia de la agresión, el deportista, de 39 años, sufrió un traumatismo craneoencefálico que lo mantuvo bastantes días en coma inducido e hizo temer incluso por su vida. Tras pasar casi cuatro meses en el Hospital Clínico de Zaragoza, la víctima fue trasladada a un centro de rehabilitación de Badalona, donde pasó también una larga temporada. Año y medio después del ataque, Iván Ramírez continúa en pleno proceso de recuperación, aunque parece que algunas de las lesiones sufridas pueden ser irreversibles.

Según el escrito de calificación fiscal, Iván K. S. se hizo pasar por su novia -prima del atleta y menor de edad- para citar al deportista en un corral de la capital de las Cinco Villas. “Nada más acceder, sin mediar palabra y de forma súbita e inopinada, se abalanzó sobre él, golpeándole repetidas veces con los puños en la cabeza, propinándole una brutal paliza en cuyo transcurso Iván cayó de espaldas al suelo”, explica. Según la acusación pública, estos hechos fueron presenciados por Aleks T. y la menor, “sin que hicieran nada por impedir la agresión”. De hecho, se marcharon del lugar dejando a la víctima ensangrentada y malherida. Fue un vecino de la localidad quien, poco después, al encontrarse con Iván Ramírez tirado en el suelo alertó rápidamente a la Policía.

Según el abogado José Cabrejas, que asiste a Iván K., este admite que pegó al deportista, pero aclara que su intención no era causarle semejantes lesiones y que estas fueron consecuencia de su "caída al suelo". "Mantenemos que los hechos constituyen un delito de lesiones en concurso con otro de lesiones graves por imprudencia", dice. Recuerda además que el encausado "siente mucho lo ocurrido" e intenta reparar el daño en la "medida de sus posibilidades". De hecho, desde hace algún tiempo deposita una cantidad cada mes.

Además de la pena de cárcel, la Fiscalía pedirá en el juicio que el agresor sea condenado a indemnizar a la víctima con 14.880 euros por los 186 días que estuvo hospitalizado y con otros 320.000 por las secuelas. Solicitará también que el acusado se haga cargo de los 78.461 euros costó la asistencia al atleta en el Hospital Lozano Blesa.

Durante los últimos meses, el atleta ha recibido numerosos homenajes, con los que muchas localidades aragonesas y aficionados al deporte han querido arroparle en estos difíciles momentos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión