Aragón

La Fiscalía solicita 12 años de cárcel por la agresión al atleta Iván Ramírez en Ejea

El acusado, Iván K. S., lo abandonó en la calle tras asestarle puñetazos en la cabeza y causarle un traumatismo craneal que lo tuvo en coma inducido varias semanas.

El acusado, cuando era conducido a la prisión de Zuera tras declarar en los juzgados de Ejea.
Oliver Duch

La Fiscalía acaba de solicitar 12 años de prisión para el joven Iván K. S. por las gravísimas lesiones y secuelas que causó al atleta andorrano Iván Ramírez, al que citó con engaños en un corral de Ejea de los Caballeros y atacó de forma violenta y sorpresiva el 7 de octubre de 2016. Como consecuencia de la agresión, el deportista, de 39 años, sufrió un traumatismo craneoencefálico que lo mantuvo bastantes días en coma inducido e hizo temer incluso por su vida. Tras pasar casi cuatro meses en el Hospital Clínico de Zaragoza, la víctima fue trasladada a un centro de rehabilitación de Badalona, donde pasó también una larga temporada. Más de un año después del ataque, Iván Ramírez -que este pasado fin de semana recibió varios homenajes- continúa en pleno proceso de recuperación, aunque parece que algunas de las lesiones sufridas pueden ser irreversibles.

El titular del Juzgado de Instrucción 1 de Ejea procesó a Iván K. S., de 25 años, por un delito de lesiones graves, por lo que, a la hora de concretar la pena de cárcel, la Fiscalía podía moverse en una horquilla de entre 6 y 12 años. Finalmente y dada la entidad de las lesiones, ha optado por la condena mayor. Será ahora la defensa, a cargo del letrado José Cabrejas, la que deba presentar su escrito de calificación. En ese momento, el juez estará en condiciones de dictar el auto de apertura de juicio oral, que podría celebrarse en torno al mes de mayo en la Audiencia de Zaragoza.

Según el abogado de Iván K., este admite que pegó al deportista, pero aclara que su intención no era causarle semejantes lesiones y que estas fueron consecuencia de su «caída al suelo». «Mantenemos que los hechos constituyen un delito de lesiones en concurso con otro de lesiones graves por imprudencia», dice. Recuerda además que el encausado «siente mucho lo ocurrido» e intenta reparar el daño en la «medida de sus posibilidades». De hecho, desde hace algún tiempo deposita una cantidad cada mes.

Puñetazos en la cabeza

Según el auto de procesamiento, Iván Ramírez mantuvo con su prima menor de edad (entonces 17 años) una conversación a través de Facebook. Ambos se habían visto casualmente una semana antes en Ejea, al acudir el atleta a casa de los padres de la menor a buscar a su madre, que ese día había comido allí. La joven le contó a su novio que había recibido el mencionado mensaje y a partir de ese momento ambos acordaron que este último se haría pasar por la chica para seguir hablando con Ramírez. Esta situación se mantuvo durante una semana y fueron muchas las conversaciones que el atleta intercambió con la que pensaba que era su prima, hasta el punto que al final quedaron para verse el 7 de octubre en Ejea.

En principio lo citaron en lo que se suponía era la peña de la joven, pero resultó ser un corral donde guardaban perros. Al llegar con su coche, la chica, según el juez, lo estaba esperando y lo condujo hasta el corral, donde se encontraba el acusado. «Nada más entrar, Iván K. se abalanzó sobre Iván Ramírez y comenzó a propinarle puñetazos en la cabeza. En un determinado momento, ambos cayeron al suelo, contra el que la víctima se golpeó la cabeza», relata el instructor en su escrito. Tras estos hechos, el acusado se asustó y llamó al padre de su novia, que acudió a los pocos minutos. Llevaron entonces a Ramírez al lugar donde había aparcado el coche, lo dejaron sentado en el asiento del conductor y se marcharon.

El juez procesó también a Aleks T., primo del acusado, por omisión del deber de socorro, ya que no avisó a los servicios sanitarios a pesar de haber presenciado la «brutalidad de la agresión».

Etiquetas
Comentarios