Despliega el menú
Zaragoza

Unos 400 zaragozanos piden el certificado de la antigua mili cada año para adelantar su jubilación

El Estado otorga 12 meses de cotización a quienes hicieron el servicio militar si anticipan su retiro. Aunque la medida se aplica desde 2011, Defensa reconoce que existe cierto desconocimiento.

Soldados del último reemplazo del servicio militar obligatorio en la brigada Castillejos II de Zaragoza, en el año 2001.
Soldados del último reemplazo del servicio militar obligatorio en la brigada Castillejos II de Zaragoza, en el año 2001.
Guillermo Mestre

Para unos fue una experiencia que les marcó de por vida; para otros, un año perdido que, afortunadamente, fue abolido. Lo cierto es que ahora, para todos, la antigua mili les puede abrir las puertas a la jubilación anticipada. Desde que en 2011 se aprobó una ley de actualización del sistema de Seguridad Social en España, el Estado reconoce hasta doce meses de cotización a quienes hicieron el servicio militar obligatorio –extinguido en 2001– y quieran adelantar su retiro laboral. Sin embargo, en el Ministerio de Defensa reconocen que todavía hay cierto desconocimiento entre la población. El año pasado, 391 zaragozanos pidieron el certificado que acredita su paso por el cuartel para obtener este beneficio.

"Es un incentivo para quienes piensen en jubilarse antes de tiempo", explica el coronel Félix Allo, delegado de Defensa en Aragón, que admite que, pese a las campañas informativas, "el boca a boca" es la principal vía de conocimiento de esta ventaja. La ley señala, tras la citada reforma, que "se computará como cotizado a la Seguridad Social el periodo de prestación del servicio militar obligatorio o de la prestación social sustitutoria, con el límite máximo de un año".

Para ello, el interesado debe presentar el DNI y la cartilla militar en la sede de la Delegación de Defensa correspondiente, que en Zaragoza se ubica en el acuartelamiento de San Fernando. Sin embargo, "después de tantos años mucha gente no la encuentra, como es normal, por lo que pueden solicitar un certificado como que hicieron la mili", explica el coronel Allo. En ese caso, se debe facilitar el año y el lugar donde se prestó el servicio militar. Esa información se envía a los archivos del Ministerio, donde se guardan todos los expedientes militares, para acreditarlo. "En un par de semanas tenemos de vuelta la confirmación", apunta el delegado de Defensa.

No para la jubilación ordinaria

En cualquier caso, los meses de mili o de prestación sustitutoria solo se aplican en las solicitudes de jubilación anticipada o parcial, si sirven para alcanzar los periodos de cotización mínimos requeridos en cada caso. También existen beneficios para los funcionarios, que pueden contar con sus meses de mili si entonces ya eran trabajadores públicos. De lo contrario, solo se tendrá en cuenta el tiempo que excediera de los nueve meses obligatorios.

Sin embargo, todas estas ventajas no sirven para acceder a la jubilación ordinaria. En la reforma de la ley de 2011 se incluyó una disposición adicional que estipula que se permitiría "en el plazo de un año", pero todavía no se ha puesto en marcha.

En concreto, el texto señala que el Gobierno presentará "un proyecto de ley que establezca un sistema de compensación a la Seguridad Social para que pueda reconocerse, a favor de las personas interesadas, un periodo de asimilación del tiempo de servicio militar obligatorio o de prestación social sustitutoria que compense la interrupción de las carreras de cotización ocasionada por tales circunstancias".

Siete años después, el Ejecutivo central sigue sin desarrollar dicho proyecto de ley, que se aplaza desde entonces con una disposición específica en cada proyecto de Presupuestosdel Estado que se presenta. Este 2018 no va a ser diferente.

A su vez, también quedaron excluidas las mujeres que hicieron el Servicio Social de la Sección Femenina, pese a ser obligatoria –entre tres y seis meses– y contar con varias sentencias favorables que equiparan esta labor con la mili. Mientras tanto, muchos interesados –cuyo perfil responde sobre todo a hombres menores de 60 años– han visto en la jubilación anticipada una opción más viable gracias a su paso por el cuartel.

Etiquetas
Comentarios