Despliega el menú
Zaragoza

El 'outlet' de Pikolin supera dos nuevos trámites con el objetivo de iniciar las obras en marzo

ZEC aprueba el convenio urbanístico con los promotores y da luz verde al proyecto de reparcelación.

Antiguas instalaciones de Pikolin en la carretera de Logroño, donde se construirá Torre Village.
Antiguas instalaciones de Pikolin en la carretera de Logroño, donde se construirá Torre Village.
Toni Galán

Tras dos años de controversia, el gobierno de ZEC aprobó ayer viernes el convenio de gestión del futuro centro comercial Torre Village de Zaragoza, el ‘outlet’ que promueve Iberebro en los suelos de la antigua factoría de Pikolin en la carretera de Logroño, y el proyecto de reparcelación del sector. De este modo, la iniciativa urbanística, que supondrá 60 millones de euros de inversión y contará con 90 tiendas, superó dos nuevos trámites con el objetivo de que las obras de construcción puedan iniciarse el próximo mes de marzo.

La aprobación del convenio, que firmarán el alcalde, Pedro Santisteve, y los responsables de la empresa, llega un año después de que se aprobara el plan especial del ‘outlet’ de Torre Village con los votos en contra del gobierno de ZEC y el respaldo de PP, PSOE y Ciudadanos.

Según el documento, los promotores del complejo materializarán en metálico la cesión al Ayuntamiento del 10% del aprovechamiento urbanístico del sector. En total, desembolsarán 2,7 millones de euros, que según el gobierno municipal se destinarán a proyectos "que beneficien al pequeño comercio de la ciudad". Además, Iberebro se compromete a asumir un sistema de transporte colectivo desde el centro de la ciudad hasta el complejo comercial y de ocio.

Por su parte, el gobierno de ZEC garantiza que dará "tramitación prioritaria" a los distintos instrumentos urbanísticos que necesita Torre Village para que se inicien las obras, así como a la concesión de las licencias. Este nuevo espacio comercial de la periferia cuenta con una declaración de interés autonómico por parte de la DGA.

Pese a haberlo aprobado, el portavoz del gobierno, Fernando Rivarés, expresó su disconformidad con el plan. No obstante, recordó que, gracias a la negociación de este convenio, las cesiones se van a materializar en metálico, mientras que en otros casos "se han perdonado".

Tras la aprobación del convenio de gestión y de la reparcelación, los promotores del ‘outlet’ están pendientes de que se dé luz verde de forma definitiva a los proyectos de urbanización y de edificación. Después solo quedaría la concesión de las licencias de obras. Pese a lo apurado de los plazos, los promotores del ‘outlet’ mantienen como fecha prevista de inauguración del complejo el último trimestre del año.

Etiquetas
Comentarios