Despliega el menú
Zaragoza

Mayoral urge cambios legales para facilitar la contratación de profesores universitarios

El rector de la Universidad de Zaragoza reitera que la normativa actual dificulta la cobertura de puestos de docentes.

Mayoral, esta semana, en los pasillos del edificio del Paraninfo de Zaragoza.
José Antonio Mayoral: "En la Universidad no urge nada porque funciona muy bien"
José Miguel Marco

El rector de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Mayoral, insistió ayer en la necesidad de impulsar cambios legales –tanto en la Ley Orgánica de Universidades (LOU) como en la de Ordenación del Sistema Universitario de Aragón (LOSUA)– que faciliten la contratación de profesores universitarios.

Mayoral se refirió a este problema durante su intervención en el claustro universitario que se celebró ayer. El rector recordó las dificultades que se están encontrando para contratar profesorado de algunas asignaturas, problemas que se han agravado con los cambios de criterio y valoración introducidos por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca), organismo encargado de certificar la capacidad docente e investigadora en España. Hay que recordar que de esta acreditación dependen las contrataciones y la carrera de investigadores y profesores.

Mayoral explicó que para intentar paliar esta situación, este año se adelantará un mes la contratación, como ya se hizo el curso pasado. Con esta medida se quiere tener un mayor margen de maniobra por si no hay candidatos a los puestos y hay que repetir la convocatoria.

El rector se refirió también a los límites que impone la tasa de reposición (que es el número de funcionarios que Madrid permite contratar anualmente para sustituir a los que se jubilan) y que afecta tanto a docentes como a personal de administración y servicios.

En su balance de gestión, Mayoral habló también de infraestructuras y de las próximas obras de la facultad de Filosofía y Letras, una actuación que ya adelantó que será "controvertida" porque los alumnos y profesores tendrán que estar desplazados fuera de sus edificios durante tres años, el tiempo que dure la reforma.

La reorganización de los departamentos universitarios y de los nuevos grados y másteres que se están diseñando estuvieron también entre los temas abordados.

Expedientes y quejas

Además del rector, la defensora universitaria, María José Rabanaque, presentó su memoria anual. En ella, destacó que el número de expedientes tramitados fue de 215 (una cifra algo superior a la del año anterior, que fueron 195, pero inferior a los 327 del curso 2013-2014). De ellas, el 55,8% fueron quejas y la mayoría de las actuaciones (143) las promovieron estudiantes.

Las quejas relacionadas con los reglamentos de evaluación y los resultados de las calificaciones siguen siendo las más numerosas, así como la reclamación por las tutorizaciones y las calificaciones de los trabajos de fin de grado.

Etiquetas
Comentarios