Zaragoza

Carmen Sánchez: "Habría que apostar por trabajar y vivir en los pueblos"

Nacida en Éibar (Guipuzcoa) en 1958, es alcaldesa de Used por el PSOE. Presidenta de la Famcp, valora el papel de la mujer rural y pide medidas contra la despoblación.

Carmen Sánchez será la nueva delegada del Gobierno en Aragón.
La alcaldesa Carmen Sánchez, en una calle de Used, una localidad del Campo de Daroca.
Macipe

¿Por qué decidió presentarse a la alcaldía de Used?

Siempre había participado en la vida social, en asociaciones culturales, Ampas, consejos escolares… Pero una se da cuenta que desde donde se pueden cambiar las cosas y hacer gestión es desde la política. Vine hace más de 40 años desde Madrid, porque me casé con mi pareja que es de aquí y, allá por el 87, fui la primera mujer que se presentaba. Perdí, pero me ayudó a aprender.

¿Hacen falta más mujeres en política?

Hay pocas y nunca se sienten valoradas, es muy complicado. Por eso desde la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (Famcp) hemos puesto en marcha la Escuela de Liderazgo y Empoderamiento, para potenciar que las mujeres rurales accedan a la política local.

¿Cómo ha sido su experiencia?

La primera legislatura fue de mucha ilusión y de trabajar casi 24 horas, porque teníamos mucho por hacer. La financiación y los presupuestos eran mejores y se podían hacer más cosas. Luego pasamos una etapa difícil, de recortes, de 2011 a 2015. Donde no llegaba la financiación ha llegado el trabajo de concejales y alcaldes y hemos tenido que usar más la imaginación.

¿Cuál es ahora la situación?

Ahora hemos vuelto a recuperar financiación y es muy importante el plan Plus de la DPZ, que nos permite a los ayuntamientos saber qué dinero vamos a tener para el año siguiente y cómo se prioriza. En los pueblos de menos de 500 habitantes, que son más de 500, no entra otro dinero que el de las Administraciones.

¿Cuáles son los proyectos en los que trabajan?

Por ejemplo, la concentración parcelaria o la antigua casa cuartel de la Guardia Civil, que será albergue y centro de día y tendrá un carácter intergeneracional. Con el mismo equipamiento se tendrán los dos espacios. Sería una salida para generar empleo femenino y para dar servicio a las personas mayores, ya que en nuestro entorno no hay algo así. También queremos que la escuela, en la que hay cinco alumnas, siga abierta por todos los medios.

¿Y cuál es la solución?

Dando facilidades a quienes se quieran instalar, aunque es verdad que no hay trabajo. El campo está mecanizado, son grandes extensiones de cereal y no se necesita mano de obra. Pero ahora tenemos más servicios públicos: médico 24 horas, panadería, taller, peluquería, banda ancha, fibra óptica en el colegio.

¿Es posible luchar contra la despoblación?

Lo que planteo, a este y a todos los gobiernos, son pequeñas medidas que suman. No hacen falta grandes presupuestos, y la educación es un apoyo para mantener a los vecinos. Si hay escuela con proyectos innovadores, los padres se plantean quedarse.

¿Se ha podido hacer algo más desde los pueblos?

Posiblemente un cambio de mentalidad. En los 50 y 60, cuando se despoblaron muchos municipios, se vendió que el que se quedaba era el que no valía y el que se iba el que progresaba. Creo que es justo al revés: el pueblo da una calidad de vida mejor, unas condiciones mejores, hay más servicios. Daroca no ha sido una cabecera potente, que pudiera generar empleo y dinamizar una comarca con unas características especiales.

¿Y desde la Administración?

Me gustaría tener una varita mágica, pero creo que son pequeñas cosas. Como apoyar a los funcionarios. Used está lejos, pero todos los días llegan el médico, la enfermera, el forestal, el secretario desde Zaragoza…. Habría que invertir eso, vivir y trabajar en los pueblos. Nosotros lo facilitamos, pero desde la Administración se debería primar que los funcionarios se pudieran quedar y formar parte de la vida social.

La agricultura y la industria son también claves.

Habría que tener en cuenta a los agricultores y ofrecer, por ejemplo, exenciones fiscales. Respecto al sector empresarial, se deberían mejorar las infraestructuras y plantear municipios intermedios donde instalar empresas, como el hito de Épila con Bon Àrea.

¿Qué papel tiene la mujer en esta lucha contra la despoblación?

Son las que fijan población. Si las mujeres tuvieran oportunidades de empleo, que no las hay, sería más factible. También hay que promover el emprendimiento.

La Semana Santa de Used ya es de interés turístico de Aragón.

Es un reconocimiento muy grande y es un proyecto del que me siento muy satisfecha porque es el trabajo, la implicación y la ilusión de todo un pueblo para recuperar una tradición.

En la localidad, además, hay una gran afición por los bolos.

Participamos en un proyecto europeo de recuperación de juegos tradicionales y hemos entrado en una dinámica de atraer a las mujeres más jóvenes para que jueguen. Porque las mayores no han dejado de hacerlo. Y lo mismo ocurrió con un libro de recetas tradicionales, en el que plasmamos los platos especiales que se hacían aquí. De esta manera, ya no se perderán.

Etiquetas
Comentarios