Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Continúa la presión en las Urgencias del Servet y el Clínico pese a estar en verano

Aunque estaba previsto, el Servet no ha podido cerrar la sala 3 de observación.

Urgencias del Miguel Servet.
Continúa la presión en las Urgencias del Servet y el Clínico pese a estar en verano
Toni Galán

Urgencias no entiende de verano. Los servicios del los hospitales Clínico y el Miguel Servet de Zaragoza continúan a pleno rendimiento en los meses estivales. Aunque estaba previsto, la Casa Grande mantiene abierta la sala tres de observación que sirve de colchón e impide en estos momentos que se genere el mal visto como pasillo -gente pendiente de ingreso sin habitación asignada-.

Aunque todos reconocen que no se llega a los niveles asistenciales de pleno invierno –con gripe y procesos respiratorios–, muchos profesionales aseguran que los veranos en Urgencias ya no son como los de antaño. El año pasado, el Miguel Servet tuvo también que reabrir algunas camas que se habían cerrado por verano y derivar pacientes a otros centros ante la acumulación de hasta 40 pacientes pendientes de ingreso a finales de julio. Algunos días llegaron a atender a cerca de 300 pacientes, unas cifras más propias del invierno.

Los trabajadores no descartan que este año vuelva a tener que tomarse alguna medida. De hecho, ya no se ha cerrado la sala tres de observación, sobre la que algunas fuentes consultadas lamentaron que no cuente con presencia física de médicos. "Se evitan que los pacientes estén en pasillos y, por supuesto, los enfermos están más cómodos, pero si alguno empeora hay que llamar al busca de vitales y la dotación de enfermería es mínima", critican estas mismas fuentes.

En las Urgencias del hospital Clínico de Zaragoza tampoco parece que sea mediados de julio. Las salas de espera son un ir y venir de pacientes en camillas. Una actividad que se acrecenta los días en los que este centro tiene que atender las Urgencias de Neurocirugía (se va turnando con el Servet). Esto se une, según reconocieron algunos profesionales, con el condicionante de que algunos equipos son nuevos ya que sustituyen a los trabajadores que están de vacaciones y tienen que adaptarse al sistema de trabajo de este servicio. Aun así, la situación se va capeando. "Depende de los días, pero no hay jornadas tranquilas como antaño", reconoció un sanitario del Clínico.

Desde Sanidad siempre se ha intentado concienciar a la población para un uso correcto de los recursos de Urgencias. Han recordado en numerosas ocasiones que se recurra a los centros de salud siempre que sea posible. Sin embargo, son conscientes de Aragón cuenta con un gran porcentaje de personas mayores de 65 años y esto supone un mayor número de ingresos.

Así, Sanidad asegura que los cierres de camas previstos durante el verano son una previsión, pero que se pueden ir reabriendo recursos si es necesario. En principio, está previsto dejar inoperativas hasta 573 camas de las 3.565 durante agosto, el mes que menos actividad se registra normalmente debido a las vacaciones de los profesionales sanitarios y a la bajada de la actividad quirúrgica (hay muchos aragoneses que prefieren no pasar por el quirófano en el periodo estival).

Apoyo del Militar

Este verano, la situación, además, es algo especial. El hospital General de la Defensa de Zaragoza apoyará al Servicio Aragonés de Salud durante las obras de la nueva unidad de Psiquiatría del Miguel Servet. Durante el transcurso de los trabajos, el Militar abrirá 34 camas de Medicina Interna, en la que se ingresarán directamente pacientes allí (no se harán traslados desde la Casa Grande). El personal que gestionará esta unidad será del Salud. Posiblemente, el refuerzo de camas de Medicina Interna del Mil itar aliviará un poco la presión en Urgencias del Servet. Hay que tener en cuenta que muchos de estos pacientes son los que permanecen en salas de observación o en los pasillos pendientes de conseguir una habitación.

Esta fórmula de colaboración también se ha usado en salud mental. El Militar abrió hace unos meses 12 camas de Psiquiatría. La intención es aumentar los recursos de salud mental de la Comunidad ante su escasez. En ocasiones, todos las plazas disponibles en Aragón han estado ocupadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión