Despliega el menú
Zaragoza

Investigan la muerte en extrañas circunstancias de una vecina de Zaragoza en Vinaroz

El cadáver fue hallado sobre una cama con una bolsa en la cabeza y atada con varias vueltas de cinta carrocera. Su familia puso en alerta a la Guardia Civil al no tener noticias de ella.

La Policía Judicial de la Guardia Civil investiga la muerte de una mujer, natural de Zaragoza, cuyo cadáver fue encontrado con signos de violencia en su domicilio de Vinaroz (Castellón). El cuerpo se hallaba tendido sobre una cama, con una bolsa de basura en la cabeza y atada con cinta de carrocero (la usada por los pintores) con varias vueltas y apretada rodeando el cuello, así como también en una muñeca, según publicó este jueves el 'periódico Mediterráneo'.

Los investigadores están esperando ahora los resultados de la autopsia que determinará las circunstancias que han rodeado esta extraña muerte. La mujer, de unos 50 años, vivía en Vinaroz desde hacía tiempo. Fue la familia, que reside en la capital aragonesa, la que dio la voz de alarma el pasado domingo, al no tener noticias de ella, ya que no respondía a sus llamadas al teléfono móvil. Un vecino del inmueble, que tenía las llaves del piso de la mujer (ya que existía entre ellos confianza), se ofreció a abrir la puerta, una vez que la Policía Local se presentó en el edificio.

Cuando los agentes, que iban armados, accedieron a la vivienda, explicaron algunos residentes del lugar, encontraron los fusibles de la casa fundidos, por lo que estaba todo a oscuras. Los efectivos llamaron a la mujer por su nombre en varias ocasiones, sin obtener respuesta. Los policías avanzaron entonces por el interior del piso ayudados por unas linternas, ya que las persianas y ventanas de todas las estancias estaban bajadas y cerradas.

Cuando alcanzaron la habitación principal, encontraron el cuerpo sin vida de la mujer tendido sobre la cama, completamente atravesado en horizontal. Esta tenía una bolsa negra de basura en la cabeza y la misma, además, atada con la cinta de carrocero fuertemente por el cuello. También presentaba cinta en una muñeca y unas marcas moradas. La Policía Local, entonces, dio aviso de manera urgente a la Guardia Civil, que se hizo cargo de la investigación.

Los agentes de la Benemérita precintaron los accesos a la casa y la calle de Aragón permaneció custodiada hasta la llegada del médico forense y del juez del juzgado de guardia de Vinaroz, que procedió poco después al levantamiento del cadáver.

La Policía Científica tomó fotografías y muestras en el piso y el cuerpo sin vida fue trasladado en un furgón fúnebre hasta el Instituto de Medicina Legal para practicarle la autopsia.

Asesinada en Llosa

A finales del pasado marzo la Guardia Civil resolvió el asesinato de otra mujer aragonesa, Avelina Álvarez, de 81 años, natural de Morata de Jalón, que residía en la localidad castellonense de La Llosa. El cuerpo de la víctima fue encontrado el día 16 de ese mes con un fuerte golpe en la cabeza en el pasillo de su casa. Los agentes arrestaron diez días después a Lucio D. L., de 18 años, como autor de un delito de homicidio y otro de robo con violencia, y a dos chicos de 16 años –uno, hermano del anterior– como encubridores y por tener en su poder pertenencias de la víctima.

Etiquetas
Comentarios