Zaragoza

"Pasar del Hércules al A400M es como cambiar una máquina de escribir por un ordenador"

El jefe del Ala 31 mostró ayer el nuevo avión, del que se recibirá una segunda unidad este mismo año.

Seis meses y 100 horas de vuelo después de su llegada a la Base de Zaragoza, el moderno avión de transporte A400M enseñó sus entrañas a un grupo de 30 medios de comunicación. El coronel Andrés Gamboa, jefe del Ala 31, aseguró ayer que afrontan "un reto" al sustituir los diez Hércules que llegaron a Zaragoza en 1973 por 14 A400M. El segundo llegará a finales de este año y otros dos o tres más lo harán en 2018. "Es como cambiar una máquina de escribir por un ordenador", aseveró. Uno de los nuevos, afirmó, "es como dos Hércules en capacidad (40 toneladas de carga y espacio para 120 paracaidistas) y en velocidad (900 kilómetros por hora)". No en vano, "el viaje desde Zaragoza hasta la base de Saint Andrews, en Washington, duró 9 horas y 50 minutos y el Hércules necesita dos días".

El primer A400M que ha incorporado el Ejército del Aire es un avión de transporte militar de fabricación europea que salió de la factoría de Airbus Defense and Space de Sevilla. Como el Gobierno de España encargó 27 y se va a quedar con 14, el resto se venderán a otros países como Chile o México, que ya han mostrado su interés. De hecho, el coronel Gamboa destacó que el reciente viaje que hizo el A400M a una feria en México causó "muy buena impresión".

Desde el interior del A400M, el nuevo avión militar de la Base de Zaragoza.

La tripulación, integrada por dos pilotos (acompañados en esta primera etapa por otro de Airbus) y dos supervisores, llevó a los periodistas a una zona que frecuentan entre Zaragoza, Moncayo y Calatayud.

El coronel Gamboa explicó que en esta etapa de mantenimiento previa a que el avión sea operativo estaba previsto que técnicos desplazados por la fábrica de Airbus de Sevilla arreglaran las cajas de engranaje de dos motores.

Asimismo, reconoció que los paracaidistas no pueden saltar al mismo tiempo por las dos puertas laterales (solo lo pueden hacer desde una de ellas, aunque esperan que este aspecto se mejore en los próximos modelos). En este mismo sentido, admitió que el próximo estará capacitado para reabastecer también helicópteros, además de los cazabombarderos.

La nueva aeronave del Ejército del Aire participó el pasado sábado en el día de las Fuerzas Armadas en Guadalajara y sobrevoló la Academia General Militar en la jornada de puertas abiertas.

Un simulador y un taller

La plataforma de la Base, por su parte, está en obras para facilitar el tránsito del avión de transporte. Detrás de los dos nuevos hangares construidos se está levantando una nave que albergará un simulador. Al lado, habrá otro espacio en el que se instalará un taller para los motores del A400M.

"Queremos que el engranaje funcione. Luego vendrán los vuelos tácticos" , dijo el jefe del Ala 31, al tiempo que detalló que el avión trabaja con un sistema informático integral. El piloto Pablo Guerrero señaló que todas las tripulaciones proceden de los Hércules y están en plena "instrucción". Hasta llegar a la futura etapa "logística", serán apoyados por personal de Airbus.

Etiquetas
Comentarios