Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La juez absuelve al alcalde de Alhama y a otros cuatro ediles de un delito de prevaricación

Los concejales de CHA denunciaron a José María Castejón, del PAR, por el supuesto nombramiento ilegal de la tesorera.

J. M. Castejón.
La juez absuelve al alcalde de Alhama y a otros cuatro ediles de un delito de prevaricación
Macipe

El Juzgado de lo Penal número 3 de Zaragoza acaba de pronunciarse a favor del alcalde de Alhama de Aragón, José María Castejón Mozota (PAR), y de otros cuatro concejales de la corporación municipal, a los que absuelve del delito de prevaricación administrativa del que les acusaban cuatro ediles de Chunta Aragonesista. Los querellantes, entre los que se incluye el exregidor Joaquín Antón Duce, atribuían a los encausados el presunto nombramiento ilegal como tesorera de María Pilar Marco Cebolla. Sin embargo, la magistrada Milagro Rubio Gil considera que la normativa que regula estas designaciones "no es lo clara y precisa que sería deseable". Y dice que no cabe condenar a los acusados cuando no se puede deducir "que su comportamiento fuera malicioso, actuaran a sabiendas con injusticia, de modo arbitrario y con intención dolosa de infringir la legalidad".

Fueron precisamente las razones que ahora expone la juez las que, a lo largo de la instrucción del caso y el día de la vista oral, esgrimieron las defensas, a cargo de los letrados José Luis Melguizo y José Palacín, para solicitar la absolución de los cinco ediles. La Fiscalía, que nunca vio delito en el proceder de los encausados, ya había solicitado el sobreseimiento provisional de las diligencias.

Los hechos que dieron lugar a la querella se remontan al 26 de mayo de 2012, cuando siendo concejales de la oposición José María Castejón Mozota, Pilar Marco Cebolla, Pascual Marco Sebastián, María Elena Grañena Barrabés y Jesús Camino Gómez presentaron una propuesta en el pleno para cesar a la tesorera que había designado CHA. Y pese a que la secretaria municipal emitió un informe en el que consideraba ilegal la propuesta, los concejales encabezados por José María Castejón se valieron de su mayoría –cinco contra cuatro– para sacar adelante el relevo.

El entonces alcalde, el nacionalista Joaquín Antón, estaba convencido de que la potestad de nombrar al tesorero le correspondía a él y no al pleno, por lo que decidió querellarse contra los ediles que habían impulsado la cuestionada propuesta. Entre tanto, una moción de censura apeó al denunciante de la alcaldía de Alhama de Aragón, que pasó precisamente a manos de José María Castejón. Siendo ya este regidor, se formalizó el nombramiento de Pilar Marco Cebolla (PAR) como nueva tesorera municipal.

Como explica la juzgadora en su sentencia, "estudiadas las pruebas, se ha de concluir que no se aportó prueba alguna de cargo que permita afirmar demostrado que los cinco concejales acusados, al votar la propuesta de cambio de tesorera (...), incurrieron en el ilícito penal".

No ignora la magistrada que la secretaria municipal, a instancias del entonces alcalde, emitió un informe en el que consideraba ilegal la propuesta de relevo de la tesorera. Sin embargo, recuerda la juez que la funcionaria reconoció en el juicio que tuvo bastantes problemas para documentarse sobre la cuestión, "dando a entender que su trabajo lo hizo en bastante soledad". Concluye la juzgadora que la regulación no era "diáfana" y había "otras vías interpretativas". "Y quedan fuera del ámbito penal aquellas interpretaciones de la norma cuestionada que se apoyan en dudas razonables", apostilla.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión